Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Justicia, Ester Capella, visita el centro penitenciario de Lledoners / EP

La 'consellera' de Justicia, sobre los políticos presos: "¿Alguien piensa que no les habría sacado?"

Ester Capella responde a las críticas de quienes le reprochan que los encarcelados por el 1-O no puedan pasar la reclusión del coronavirus en familia

3 min

La consellera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, ha respondido a las críticas recibidas por la situación de los presos del procés, que no han podido pasar el estado de alarma aislados en sus casas, con la familia. Capella ha recordado que no fue decisión suya y que, "si estuviera en mis manos, ¿alguien piensa que no les habría sacado?".

"Los independentistas nos tendríamos que reconocer todos como aliados", ha pedido, y ha afirmado que la convicción personal de ningún conseller --ni siquiera del presidente de la Generalitat, Quim Torra-- ni tampoco de ningún funcionario de prisiones puede cambiar la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo (TS).

Compañeros de "luchas compartidas"

Tras la reunión de la Comisión de Justicia del Parlament, la consellera se ha referido a los políticos encarcelados como compañeros de partido o de "luchas compartidas". Capella ha recordado que la decisión de permitirles seguir la cuarentena en casa depende de las juntas de tratamiento de las prisiones, que lo descartaron como en la mayoría de internos a los que se aplica el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario.

La consellera ha aprovechado el momento para reiterar su crítica al advertimiento del TS a los funcionarios de prisiones, cuando el tribunal se olió la posibilidad de que aprobaran que los presos del 1-O obtuvieran un permiso para pasar el estado de alarma fuera de las prisiones. Algo que ha calificado de "impropio e inaudito".

Funcionarios "condicionados" por el TS

Capella considera que el comunicado condicionó la decisión de los funcionarios de las juntas de tratamiento de las prisiones, para quienes ha pedido que "deben poder trabajar con libertad de criterio, sin ser coaccionados ni amenazados. Lo hacen siempre con criterios objetivos y respetando lo que dice la ley".

El aviso del TS llegó cuando la Generalitat anunció que las juntas de tratamiento estudiarían si los presos en segundo grado, y a quienes se aplica el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario --como los presos del 1-O-- podían pasar el encierro en casa para reducir el número de presos en las cárceles y evitar contagios.