Menú Buscar
La presidenta del grupo parlamentario de los 'comuns' de Catalunya en Comú-Podem, Jessica Albiach, en la tribuna del Parlament / PARLAMENT

Los comuns vuelven a alinearse con los independentistas pidiendo la autodeterminación y la amnistía

La moción nacionalista de JxCat ha salido adelante pese a los votos en contra de PSC-Units, Ciudadanos y PP

5 min

Un día después de haber rechazado juntos la inhabilitación de Quim Torra como diputado, los partidos independentistas del Parlament han vuelto a contar, una vez más, con el apoyo de Catalunya en Comú Podem para aprobar esta tarde una moción de JxCat que reivindica el derecho de "autodeterminación" para Cataluña y la amnistía de los políticos encarcelados por el procés para resolver el "conflicto" político del nacionalismo catalán.

La iniciativa ha sido aprobada con los 74 votos favorables de ERC, JxCat, la CUP y los comuns, por 57 votos en contra del PSC-Units, Ciudadanos y el PP.

Los comuns tan sólo se han abstenido en el punto que reclamaba la presencia de un "mediador" internacional en las negociaciones entre el Gobierno español y el de la Generalitat.

"Conflicto entre Cataluña y el Estado español"

Tomando la parte por el todo, como si Cataluña fuesen sólo los nacionalistas, el rodillo independentista del Parlament ha manifestado que "hay que promover las iniciativas y los compromisos políticos necesarios para acordar una solución democrática al conflicto político entre Cataluña y el Estado español, siguiendo el Acuerdo Nacional para el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía que el Govern debe impulsar en el plazo más breve posible".

La moción también afirma que el conflicto es de naturaleza política y que solo se puede resolver por la vía del diálogo y la negociación. Y defiende que es "imprescindible" el reconocimiento institucional entre el Govern y el Gobierno al máximo nivel, de manera que la interlocución sea entre los presidentes.

"Diálogo entre iguales"

Asimismo, sostiene que para dar garantías al diálogo hace falta una mediación internacional, aunque en este punto la formación liderada por Jéssica Albiach ha optado por abstenerse.

"A raíz los antecedentes, para dotar de garantías este diálogo entre iguales y dar visibilidad y efectividad a las negociaciones, así como velar por el cumplimiento de los acuerdos, se requiere de una mediación internacional", subraya el texto de la moción.

"Golpe de Estado"

La moción independentista, asimismo, califica en otro de sus puntos de "golpe de Estado" la inhabilitación de Torra por desobediencia como diputado por parte de la Junta Electoral Central (JEC) y el Tribunal Supremo.

Además, critica que el líder de ERC, Oriol Junqueras, no sea eurodiputado pese a la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) que le reconoce la inmunidad, y "denuncia y rechaza" el suplicatorio que el Supremo ha pedido al Parlamento Europeo para procesar al ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont y a los exconsejeros Toni Comín y Clara Ponsatí por haber impulsado el proceso independentista catalán en 2017.

Debate

La diputada de JxCat Gemma Geis ha apostado por el diálogo con el Gobierno pero ha exigido garantías para que se cumplan los posibles pactos, mientras que su socio de Gobierno Sergi Sabrià (ERC) ha defendido que en la mesa de negociación, el Govern debe plantear únicamente la autodeterminación y la amnistía. Y ha celebrado que JxCat "haya abrazado la mesa finalmente" pese a sus dudas iniciales.

La socialista Eva Granados (PSC) ha avisado de que la negociación difícilmente prosperará si las condiciones son la autodeterminación y el diálogo, por lo que "espera que se puedan mover"

Los comuns, por su parte, han argumentado que para que el diálogo funcione es necesario que el Govern se lo crea de verdad y apueste por él. Y la CUP ha reclamado que la estrategia independentista no se dedique exclusivamente a este diálogo.

Por parte de Cs, Sonia Sierra ha reiterado que es el independentismo y no el Estado el que recorta derechos, y ha recriminado a Sánchez la reunión con Torra. Alejandro Fernández (PP) ha reconocido al independentismo tener "la moral del Alcoyano" insistiendo en la autodeterminación, aunque no acepte la realidad de que el Gobierno no lo aceptará.