Menú Buscar
Agustí Colomines junto al actual presidente de la Generalitat, Quim Torra / FACEBOOK

Colomines se apropia del legado del 1-O del que nunca creyó

El exdirector de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, cesado con el 155, inscribe el partido Movimiento 1 de octubre en el Ministerio del Interior

24.05.2018 00:00 h.
6 min

Agustí Colomines es un “superviviente”. Así lo definen los que le conocen. El ideólogo del llamado procés independentista ha ido encadenando cargos del entorno de CDC hasta que el pasado mes de abril fue cesado de su responsabilidad al frente de la Escuela de Administración Pública de Cataluña en virtud del artículo 155 de la Constitución para intervenir la autonomía catalana.

Tras su cese como director de la escuela de funcionarios catalanes, Colomines ha inscrito en el registro del Ministerio del Interior un nuevo partido llamado Movimiento 1 de octubre. Según la información adelantada por El Diario, Colomines ocupa el cargo de secretario de la nueva formación mientras que el abogado Jordi Ferrés, de la Asociación Atenes de Juristes pels Drets Civils y próximo a CDC, es su presidente. Antoni Morral , exalcalde de Cerdanyola por ICV y cercano a Puigdemont, es el tercero de los signatarios de esta inédita formación.

Cambio lampedusiano

A través de esta plataforma, el también profesor de historia de la Universitat de Barcelona pretende patrimonializar el “legado” del referéndum ilegal del 1 de octubre y repetir la experiencia de formación híbrida como la de Junts per Catalunya, pero habiendo aprendido la lección. Es decir, que todo cambie para que todo siga igual. Vehicular esta herencia del 1-O para los intereses del entorno del PDeCAT, aunque sea el enésimo cambio de nomenclatura para garantizar la superviviencia de sus miembros.

Es por esta razón que, a diferencia de la candidatura de Junts per Catalunya, han prescindido en esta ocasión del núcleo duro del equipo del expresidente Carles Puigdemont para controlar desde sus estructuras el devenir de la organización. Este medio se ha puesto en contacto con Colomines, pero ha rehusado hacer ningún tipo de declaración.

Crítico con el RUI

La defensa acérrima que hizo Colomines del referéndum del 1-O en la recta final de su celebración dista de la posición que mantuvo cuando empezaron a salir las primeras voces que pedían un referéndum unilateral (RUI) que superara la mera consulta del 9 de noviembre promovida por el expresidente de la Generalitat Artur Mas.

entrevista colomines

Entrevista a Agustí Colomines en 'El Punt Avui'

En una entrevista en El Punt Avui, Colomines aseguró que el RUI era un “brindis al sol”: “Un RUI tiene tantas debilidades que me parece un brindis al sol”. Asimismo, señaló directamente en Twitter a tres de las figuras que más críticas se habían mostrado con que el 9N fuera un proceso participativo en lugar de un referéndum que desobedeciera la legalidad vigente. “Mientras los hiperventilados quintacolumnistas critican el 9N con entusiasmo unionista, el Estado continúa persiguiendo a sus organizadores”.

Tuit de Agustí Colomines

Tuit de Agustí Colomines

Fagocitar los 'éxitos' colectivos

Este mensaje en la red social iba dirigido al aspirante a candidato de la alcaldía de Barcelona, Jordi Graupera, al historiador Enric Vila y al filósofo Bernat Dedéu. Tres de las voces que más han insistido en la necesidad de celebrar el 1 de octubre cuando Colomines lo rechazaba por completo.

A instancias de este medio Vila recuerda que “Colomines nunca creyó en el referéndum”. Otras fuentes explican que el entorno de Mas siempre ha intentado “fagocitar” las iniciativas ciudadanas. Y que la de apropiarse del 1-O es una más. Como ocurrió con las consultas populares que se celebraron en 2009 por la mayoría de municipios catalanes.

En otro tuit, afirmaba estar "hasta las narices" del referéndum unilateral.

CatDem y la corrupción

Colomines siempre ha sido uno de los hombres del círculo más próximo a Mas. De los que los independentistas de piedra picada llaman prucesistas por considerar que prefieren vivir de la idea de independencia más que de implementarla.

Antes de ocupar el cargo de director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, fue el director de CatDem. Una de las fundaciones de CDC que se vio salpicada por los escándalos de corrupción y blanqueamineto de fondos cuando Mas era el presidente del partido.

La diputada de JxCat, Aurora Madaula, junto al expresidente Puigdemont, Eduard Pujol y el exconsejero de Cultura Lluís Puig

La diputada de JxCat Aurora Madaula junto al expresidente Puigdemont, Eduard Pujol y el exconsejero de Cultura Lluís Puig

La polémica siempre ha rodeado a Colomines, como cuando intentó colocar a su pareja, la ahora diputada de Junts per Catalunya, Aurora Madaula, en la Escuela de Administración Pública que él dirigía.

Ahora parece que su nuevo intento para continuar en el candelero es lanzar el partido Movimiento 1 de octubre de cara a las próximas elecciones municipales.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información