Menú Buscar
Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, con representantes de patronales y sindicatos / EFE

Collboni se acerca al empresariado tras los desmanes de Colau en movilidad

El primer teniente de alcalde tiende la mano a los patronos y sindicatos de Barcelona después de las medidas anticoche de BComú

4 min

Jaume Collboni, primer teniente de alcalde de Barcelona, se ha acercado a los empresarios este lunes tras los desmanes de Ada Colau en movilidad. El electo socialista ha presentado un pacto con la parte social y los patronos de la Ciudad Condal para evitar la congestión en hora punta. La rama de olivo tendida por Collboni al empresariado llega después de las medidas anticoche de la alcaldesa.

El propio Collboni ha desgranado las medidas más destacadas del Pacto por una nueva movilidad laboral en Barcelona. La entente, en la que participan el Ayuntamiento de Barcelona, Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT, pretende armonizar los miles de desplazamientos que diariamente hacen barceloneses y vecinos de ciudades metropolitanas para acudir a sus puestos de trabajo. Ante ello, administración local y agentes sociales quieren reducir el colapso en algunas franjas del día.

Oficina dedicada al asunto

La iniciativa estrella del acuerdo es la creación de una oficina municipal que asesorará a las empresas para crear acuerdos de movilidad y elaborar planes de desplazamientos para cada centro de trabajo. Estas hojas de ruta buscan reducir la congestión en las calles, evitando que la mayoría de desplazamientos se concentren en las horas punta. La administración local coordinará y hará seguimiento del pacto. También dotará a la oficina ad hoc de recursos para lograr los objetivos marcados.

Asimismo, el compromiso alcanzado por el segundo mayor ayuntamiento de España, Foment, Pimec y sindicatos persigue fomentar el teletrabajo, el uso del transporte público e incentivar los desplazamientos a pie y en movilidad sostenible cuando sea posible. Todo ello con el fin de lograr una movimiento de ciudadanos "sostenible, eficiente y seguro en la ciudad y en su área metropolitana".

Acercamiento al empresariado

El acuerdo alcanzado entre Collboni --flanqueado por la edil de Movilidad, la también socialista Rosa Alarcón-- y los agentes sociales y empresariales llega después de una fuerte contestación social por las medidas contra la contaminación impulsadas, sobre todo, por las áreas del gobierno local que controla Barcelona en Comú.

El partido de Ada Colau ha sido el gran impulsor de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que prohíbe a los coches viejos circular por la ciudad, la creación de nuevos carriles bici o las superislas.

Actuaciones polémicas y falta de consenso

Asimismo, desde Urbanismo, cartera que controla Janet Sanz (BComú), se han lanzado los cortes de calle de grandes vías de la ciudad de forma periódica para reducir la polución. De hecho, una de estas iniciativas ha acabado denunciada ante la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), que la está investigando, mientras que otra, la colocación de bloques de cemento que pacifican la calle Consejo de Ciento, ha generado una investigación de la Fiscalía de tráfico.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha lamentado que el consenso sea "inexistente" a día de hoy con el ayuntamiento en materia de movilidad, "afectando muy negativamente al comercio, la restauración, la hostelería y el transporte". En una nota difundida por la patronal, ha manifestado el deseo de que el acuerdo "pueda abrir la puerta con la alcaldesa Ada Colau, en beneficio de la ciudad".