Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en la comparecencia en la que ha celebrado el archivo de la causa por las subvenciones a entidades afines / CG

Colau pide que se investigue a la "asociación fantasma" que denunció su política de subvenciones

La alcaldesa de Barcelona asegura que los querellantes solo buscaban generar ruido, titulares y una sospecha en la ciudadanía sobre su gestión

4 min

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (BComú), ha pedido que se investigue quién está detrás de la "asociación fantasma" que se querelló contra la política de subvenciones a entidades afines del consistorio que ella lidera, y por la que tuvo que declarar en condición de investigada. Esa ha sido la respuesta de la edil tras conocer este viernes que la justicia ha archivado la causa porque no aprecia delito.

Colau ha repetido en diversas ocasiones el concepto de "asociación fantasma" para referirse a la Asociación por la transparencia y la calidad democrática, que logró que se la investigara por las subvenciones concedidas a entidades del entorno de los comunes, como el Observatorio DESC (donde ella trabajó antes de entrar en el consistorio), Ingenieros sin fronteras, Plataforma de afectados por la hipoteca (PAH), fundada por la misma Colau, y Alianza contra la pobreza energética, entre otras.

"¿Quién hay detrás?, ¿quién financia?"

En esa línea, la alcaldesa ha insistido en que hay que preguntarse "por qué se presentó esta querella y quién la puso", y ha remarcado que de esta asociación no se conoce más actividad que "una querella contra el Ayuntamiento de Valladolid" y otras causas contra el consistorio barcelonés. "La fiscalía ya había archivado los mismos hechos", ha recordado.

Ha insistido en su interés por conocer "quién hay detrás, quién financia" estas querellas, aunque ha señalado directamente a "asociaciones fantasma", a la "multinacional que gestiona el agua de forma privada en Barcelona" y a los "fondos buitre"; en definitiva, "grandes poderes económicos o entidades pantalla" que también han llevado a los juzgados otras cuestiones de la gestión del consistorio que ella dirige.

Ruido y titulares

Para ella, el archivo era la única opción, y cree que los querellantes también sabían que no tenía recorrido, pero que buscaban "hacer ruido", "generar titulares", crear "sospechas en la ciudadanía" y hacer creer que "todos los políticos son iguales". "Como sociedad, nos tenemos que preguntar hasta qué punto es posible que quien tenga dinero puede permitirse manchar el nombre de entidades y personas", ha deslizado.

Por último, Colau ha expresado su satisfacción por el archivo, porque mantiene "el buen nombre del ayuntamiento" y de todo su personal, que "hace una tarea impecable en la atribución de subvenciones y en cualquier otra actuación", en sus palabras. Considera que la querella no solo iba contra ella y el consistorio que lideran los comunes, sino que pretendía "criminalizar y estigmatizar a entidades sociales que luchan con pocos recursos por las personas vulnerables", ha sentenciado.