Menú Buscar
Oriol Companyon, ex-miembro de Barcelona en Comú, partido de Ada Colau / CG

El cazacontratos de Ada Colau: 1,9 millones en dos años

Oriol Companyon, exmiembro de Barcelona en Comú, partido de la alcaldesa de la Ciudad Condal, se ha hecho con al menos seis lucrativas contratas antes de las municipales

5 min

¿Es ético participar en la creación de un partido político y, cuando éste está en el gobierno, separarse y amasar contratos que licita? Oriol Companyon cree que sí. El trabajador social y director de la cooperativa Ètic Hàbitat no ve contradicción alguna en haber participado en la génesis de Barcelona en Comú (BComú), formación de Ada Colau, para después cazar al menos seis contratos públicos de esta formación por valor de 1,9 millones de euros en apenas dos años.

Las adjudicaciones que ha ganado la cooperativa que dirige este exmiembro de BComú --el partido de la alcaldesa de Barcelona-- en 24 meses son cuantiosas. La mayor de ellas es la asistencia técnica en la rehabilitación de inmuebles en el Plan de Barrios de Barcelona. Ètic Hàbitat, de Companyon, que formó parte del equipo de los comunes, según él, "durante 2014", se embolsó 1,13 millones de euros en marzo del pasado año [ver aquí]. En paralelo a ello, la cooperativa del exactivista de los comunes arañó contratos menores o a dedo por valor de 16.000 euros en 2017 [ver aquí]; amén de adjudicaciones abiertas con importes de 215.380 euros en 2018 [ver aquí] y 340.513 euros en el año en curso [ver aquí y aquí].

"Son públicas y libres"

Preguntado por la cuestión, el propio Companyon ha subrayado que él "cree en el derecho a la participación política". Según el director de la cooperativa Ètic Hàbitat, "la empresa se presenta a todo tipo de licitaciones, y en algunas gana y en otras pierde". Su participación en Barcelona en Comú, el partido que ha regado su empresa con 1,9 millones en dos años, ¿es ética? "Sí, pues se trata en la mayoría de casos de licitaciones que son públicas y de libre concurrencia. Se puede presentar quien quiera", ha argumentado.

Contratos públicos ganados por Ètic Hàbitat
Año Valor de los contratos
2017 224.000 euros
2018 1,13 millones de euros
2019 340.513 euros

Bajo su punto de vista, "una cosa no tiene que ver con la otra", ya que Ètic Hàbitat "no nos presentamos como una persona física, concurrimos a las licitaciones como una persona jurídica". En su opinión, este medio "no conoce cómo funciona una cooperativa, pues está formada por varios socios". ¿Es relevante que él fuera miembro de Barcelona en Comú y su hermano, David Companyon, exdiputado de ICV, figuren como fundador-director y coordinador de prensa de la cooperativa? "No. Son cosas distintas, separadas", ha valorado en conversación con este medio.

Silencio del ayuntamiento

Preguntado por la cuestión, la portavocía de prensa del Ayuntamiento de Barcelona no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio. Tampoco ha querido aclarar el equipo de comunicación de Barcelona en Comú si Oriol Companyon es aún miembro del partido o no. Según el directivo, no participa en los comunes "desde 2014". La página web de los comunes consigna que el directivo avaló la elección de Jennifer Coronado y Juan José Medina como consejeros de distrito de Nou Barris por la confluencia de izquierdas de Colau. Ha querido aportar su opinión Apartur, patronal de operadores de apartamentos turísticos de Barcelona. Según la organización, Ètic Hàbitat "está haciendo un buen trabajo hasta el momento. No tenemos queja alguna".

Esta referencia de la entidad empresarial se refiere a la polémica contrata del servicio de mediación entre vecinos y viviendas vacacionales en Barcelona [ver aquí]. La adjudicación, que también ganó la cooperativa de Companyon, es para un solo año, tiene un presupuesto de 215.800 euros y ha sido recibida con frialdad por algunos empresarios. "Sirve para intimidar y señalar a los pisos turísticos", ha señalado uno de ellos. Por su parte, el Ayuntamiento se ha referido al objeto del contrato y ha citado la Ley de Contratos del Sector Público, donde ser militante de un partido o exmilitante no es causa de exclusión para ganar una licitación.