Menú Buscar
El presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), junto al vicepresidente primero, Josep Costa (JxCat),en una imagen de archivo / EFE

Choque frontal entre ERC y JxCat por la conspiración contra Torrent

El dirigente republicano acusa a sus socios de falta de lealtad y el posconvergente Eduard Pujol le tilda de mentiroso

5 min

Nuevo episodio de enfrentamiento entre los dos socios del Govern independentista de la Generalitat desde hace un lustro: JxCat y ERC. El presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, ha acusado este jueves al vicepresidente primero de la Cámara, el posconvergente Josep Costa, de buscar acuerdos con Ciudadanos (Cs) para "competir" con él en lugar de "cooperar", como correspondería a dos fuerzas socias y aliadas desde hace tantos años.

Torrent ha expresado su indignación por la maniobra de su socio nacionalista Costa, que el pasado martes fue pillado in fraganti cuando, al dejarse su micrófono abierto antes de empezar una reunión telemática de la Mesa del Parlament, se le oyó conspirar con el representante de Cs Joan García para evitar que Torrent "se hiciera la foto" entregando una donación de dos millones de euros del Parlament a la Generalitat.

"Ha sido una más"

Torrent considera que lo ocurrido fue "un episodio grotesco". Así, al resto de miembros de la Mesa les causó hilaridad, porque nunca se habían encontrado "en una situación como esta". Pero el caso le parece grave porque, en su opinión, "evidenció un hecho sintomático" por parte de sus socios posconvergentes.

"Durante toda la legislatura, algunos miembros de la Mesa han primado los acuerdos con Cs, fuera de la mayoría independentista, han preferido pactar con parte de la oposición para fomentar la competencia más que la cooperación necesaria y lógica en un Govern de coalición. Ha sido una más", ha dicho el dirigente de ERC, visiblemente dolido, en declaraciones a Ràdio 4.

"Priman el desgaste"

Torrent ha insistido en que Costa "ha querido primar el desgaste por delante de la colaboración", y que esto "ya lo hemos visto en diversas votaciones a lo largo de la legislatura".

El dirigente republicano, de todas formas, ha evitado polemizar con JxCat cuando, al ser preguntado sobre si esta maniobra debería tener consecuencias políticas para Costa, ha afirmado que "cada uno debe hacer las reflexiones oportunas en función de sus valores y lo que tiene que ser la política".

En este sentido, se ha preguntado qué habría ocurrido si un episodio de este tipo se hubiera producido entre el  presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su vicepresidente Pablo Iglesias.

Primero, "el derecho a decidir"

Torrent, de todas formas, antepone sus intereses nacionalistas sobre cualquier otra circunstancia al mostrarse convencido de que, en la próxima legislatura, ERC y JxCat se tendrán que entender porque seguirá habiendo sobre la mesa "una agenda republicana con el derecho a decidir de los catalanes en un referéndum". Algo que se tendrá que hacer "con unas nuevas bases".

Tras varios años con ERC dentro del Govern junto a los posconvergentes, Torrent ha expresado su deseo de "repensar el modelo de sociedad" porque le gustaría que se apliquen "políticas de izquierdas para salir de la crisis, ya que las recetas neoliberales lo único que hacen es aumentar las diferencias sociales".

JxCat responde: "No es verdad"

Los lamentos de Torrent, en cualquier caso, no han sido acogidos de buen grado en JxCat. Su portavoz en el Parlament, Eduard Pujol, ha llamado la atención al republicano exigiéndole que mantenga su tono institucional en lugar de caer "en rencillas partidistas".

"Lo que dice no corresponde por cargo. Institución sí; política de partidos, no. Lo que explica no es verdad, y se ha demostrado en estos años de legislatura", ha asegurado el diputado posconvergente en TV3.

Tras eludir valorar la conspiración protagonizada por Costa, Pujol ha pedido a Torrent que sea "más pulcro" y responsable, y le ha instado a emular el "espíritu" que, a su peculiar modo de ver, sí aprecia en el presidente de la Generalitat, Quim Torra, para salir de la crisis sanitaria actual.