Menú Buscar
Ramon Tremosa, Carles Puigdemont y Aleix Sarri, que fue asesor de Torra con un sueldo de 80.000 euros / CG

El chollo de ser asesor de Torra: 80.000 euros por crear ‘fake news’

Aleix Sarri ha estado 18 meses al frente de un negociado creado a mayor gloria de la propaganda internacional del ‘procés’, sin que nadie sepa lo que ha gastado en viajes o con quién se ha reunido

7 min

Hiperactividad en las redes sociales contra el Estado español. Mutismo absoluto sobre su agenda oficial. Aleix Sarri, quien recientemente ha asegurado que el castellano es una “lengua impuesta violentamente”, ha estado 18 meses al frente de un negociado creado a mayor gloria de la propaganda internacional del presidente Quim Torra, sin que nadie sepa lo que se ha gastado en viajes, con quién se ha reunido o cómo se justifican los casi 80.000 euros que cobraba al año. Curiosamente, este activista secesionista es muy dado a lanzar tuits en inglés. ¿Idioma impuesto en las colonias del imperio británico? Silencio de nuevo.

Tuit de Aleix Sarri contra el castellano
Tuit de Aleix Sarri contra el castellano

Sarri fue nombrado coordinador de Políticas Internacionales en septiembre de 2018, cargo del que fue cesado el pasado 10 de enero. En total, año y medio al frente de un negociado por el que cobraba 78.350 euros al año --casi el sueldo de un director general de la Generalitat-- del que poco o nada se conoce, pues Sarri nunca ha informado de su agenda oficial, ni ha dado cuentas de sus actividades en el Parlament. Tampoco lo ha hecho Quim Torra, su jefe jerárquico.

De hecho, se desconoce incluso la utilidad de este cargo, cuyas funciones corresponden al consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia. Al margen de esa duplicidad --rivalidad entre Junts per Catalunya y ERC en diplomacia internacional--, sí se conoce la intensa actividad en redes sociales de Sarri, que fue asistente del eurodiputado convergente Ramon Tremosa y candidato de Junts per Catalunya en las últimas elecciones europeas.

"La catalanofobia del Estado"

El último ramalazo de visceralidad identitaria de Sarri se produjo el lunes, cuando definió el castellano como una “lengua impuesta violentamente en toda la península ibérica y medio continente americano”.

A cuenta de la situación de los presos independentistas, asegura que “en el aparato del Estado, todo fiscal y juez sabe que la catalanofobia suma puntos para promocionar”. Hace un año fue noticia por meter la pata en las redes sociales, donde aseguró que la ONU había hecho un informe demoledor sobre España por el juicio del 1-O, cuando en verdad el informe es de una ONG.

Frente a esta hiperactividad internauta, el mutismo sobre la actividad institucional que ha llevado a cabo durante 18 meses es absoluto.

"El personal eventual no tiene que informar"

“El personal eventual no tiene la condición de alto cargo y sus funciones se circunscriben a las de confianza y asesoramiento, quedando excluido de su ámbito funcional la representación institucional. Por este motivo, el personal eventual no dispone de lo que la Ley 19/2014 denomina ‘agenda oficial’, que se refiere únicamente a los que tienen la condición de alto cargo o autoridad”. Esta es la respuesta que, de forma sistemática, ha recibido la disputada de Ciudadanos, Susana Beltrán, cada vez que ha pedido información al respecto

La ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno obliga a los altos cargos a garantizar “la transparencia de las actividades oficiales, de los actos y decisiones relacionados con la gestión de los asuntos públicos que tienen encomendados y su agenda oficial, a los efectos de la publicidad del Registro de Grupos de Interés”.

Intervención de la diputada de Ciudadanos Susana Beltrán en el Parlament / CANAL PARLAMENT

Beltrán distingue entre las previsiones de una ley que “hemos propuesto modificar para hacer extensiva a todos los cargos que cobran dinero público” de la labor del control de la acción del Govern que realizan los grupos de la oposición.

Respecto al dinero de los desplazamientos de Sarri, la Generalitat alega que “la facturación de los costes derivados de los viajes se realiza para toda la comitiva, de manera que es materialmente imposible individualizar los gastos para cada una de las personas que acompaña la comitiva”. Sin embargo, en el portal de la transparencia sí aparecen algunos costes individualizados.

Nuestros votantes no tienen porqué pagar a un señor que se dedica a insultar a sus representantes políticos”, afirma la diputada de la formación naranja, quien recuerda que “la oposición está para controlar al Govern, no para defenderse de las fake news y de defenderse de acusaciones para desacreditar al adversario político”.

Propuesta de resolución de Cs

Cs ha presentado una propuesta de resolución en el Parlament en la que se propone al Govern la elaboración que un informe en el que se justifique el cargo de coordinador de políticas internacionales y su relación con la coordinación desde el departamento de Acción Exterior.

También denuncia la opacidad en la agenda del excoordinador de Políticas Internacionales, extensiva a otros altos cargos que se dedican a la diplomacia catalana, es decir, a la propaganda internacional contra el Estado español. El predecesor de Sarri en esa coordinación de políticas internacionales, Josep Lluís Alay, que actualmente trabaja en la oficina de Carles Puigdemont --era uno de los acompañantes del expresidente cuando éste fue detenido en Alemania tras su fuga de la Justicia española--, tampoco brilla por su transparencia.

Josep Lluís Alay, asesor de Puigdemont
Josep Lluís Alay, asesor de Puigdemont

Igualmente oscura fue la gestión del ex jefe de prensa de Artur Mas, Joan Maria Piqué --recolocado como dircom de la Consejería de Interior-- al frente del Programa Internacional de Comunicación y Relaciones Públicas Eugeni Xammar, que también dependía de Presidencia, con un sueldo de 76.436 euros.

Asimismo, la Consejería de Cultura contrató a su antiguo titular, Lluís Puig --que se fugó con Puigdemont a Bruselas-- como director del Programa para el Desarrollo de Proyectos culturales de ámbito internacional, con un sueldo de 87.270 euros. El Tribunal Constitucional enmendó algunas competencias de la Consejería de Acción Exterior, entre ellas la llamada diplomacia cultural.