Menú Buscar
Joaquim Forn, el exconsejero del Interior en una imagen de archivo / EFE

El cabreo de Forn con el exilio de Puigdemont

El exconsejero de Interior, que acaba de renunciar a su acta de diputado, considera un agravio comparativo su permanencia en prisión frente al escapismo del expresidente

2 min

La estrategia escapista de Carles Puigdemont indigna a quien fue su consejero de Interior, Joaquim Forn, que ha renunciado a su acta de diputado en el marco de un desmarque cada vez mayor de Junts per Catalunya.

Forn fue cesado como consejero tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución y permanece ingresado en la prisión de Estremera (Madrid) desde el 2 de noviembre, igual que el exvicepresidente autonómico Oriol Junqueras.

Muy crítico

Fuentes independentistas aseguran a Crónica Global que estos dos meses de encarcelamiento han provocado un gran desgaste político y personal a Forn, quien discrepa de los que aseguran que el "exilio" es igual de duro que la cárcel.

Forn, dicen, es muy crítico con esa doble estrategia.

La carta de renuncia del convergente es muy contenida y no desvela el malestar que ese agravio comparativo ha generado en el interno. Pero estas mismas fuentes afirman que Forn se ha sentido abandonado por el entorno de Puigdemont.

"Inviable mi participación"

"Mi situación personal hace inviable mi participación en los debates y en las tomas de decisión del grupo parlamentario", así como "en la actividad diaria", aseguraba en la misiva.

El pasado 11 de enero, el exconsejero ya se comprometió, durante su declaración en el Tribunal Supremo, a renunciar a la independencia unilateral defendida por su partido. Pese a este arrepentimiento, el juez Pablo Llarena denegó su puesta en libertad, lo que ha acabado de minar la moral de Forn.