Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz del Govern, Meritxell Budó / GOVERN

Budó abre la puerta a un toque de queda en Cataluña

La portavoz del Govern no descarta el endurecimiento de las restricciones si así lo acuerda el Ministerio de Sanidad

3 min

"No se descarta ninguna medida". Así se ha pronunciado la portavoz del Govern, Meritxell Budó, sobre la posibilidad de aplicar un toque de queda en Cataluña ante el avance de la segunda ola del coronavirus.

La dirigente ha salido al paso del debate iniciado este martes por el gobierno de la Comunidad de Madrid, que ha planteado al Ministerio de Sanidad un nuevo endurecimiento de las restricciones. Budó se ha mostrado cauta aunque no ha excluido la medida: "No tenemos ninguna decisión tomada en este sentido. Es una acción que está encima de la mesa, pero no está ni debatida ni decidida".

¿Para todas las comunidades?

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Illa ha manifestado que la cifra de contagios en Madrid ha descendido después de 21 días de medidas "muy estrictas". Aunque ha asegurado que los datos siguen siendo "altos", Illa ha descartado una prórroga del estado de alarma en la región.

En cuanto a la posibilidad de decretar un toque de queda, el ministro ha aceptado que es una actuación que ya se está aplicando en países como Francia, Bélgica y Eslovenia. En caso de trasladarse a España, ha precisado que se ejecutaría en todas las comunidades autónomas. Además, ha subrayado que requeriría del estado de alarma y por tanto debería ser aprobado con "la certeza" de contar con suficientes apoyos en el Congreso de los Diputados.

Gratuidad del 061

En su comparecencia tras la reunión del Govern, Budó también ha anunciado una partida de 300 millones de euros del fondo estatal anti-Covid para reforzar el sistema sanitario. En concreto, este desembolso permitirá contratar 500 rastreadores nuevos.

Otro tema afrontado durante la reunión del Ejecutivo catalán ha sido la gratuidad del servicio telefónico del 061. Tras las críticas por la vuelta a un sistema de pago, la Generalitat ha decidido que las llamadas al dial de emergencias sigan siendo gratuitas mientras dure la crisis sanitaria.