Menú Buscar
Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, junto a Artur Mas, expresidente del partido / EFE

Artur Mas intentó dimitir en tres ocasiones desde agosto

La coordinadora de PDeCAT, Marta Pascal, le pidió el cese este verano, pero el dirigente convergente puso como excusa las turbulencias del 'procés' para demorar su adiós

3 min

Tras su dimisión como presidente de PDeCAT, llega la hora de las explicaciones. ¿Por la inminente sentencia del caso Palau? ¿Por sus diferencias con Carles Puigdemont? Artur Mas asegura que se trata de una decisión meditada, aunque, según explican a Crónica Global fuentes convergentes, fue la coordinadora de PDeCAT, Marta Pascal, la que el pasado agosto le pidió que diera un paso al lado. El segundo en dos años, tras renunciar a la presidencia de la Generalitat por imperativo de la CUP.

Artur Mas pospuso su adiós, en primer lugar por la convocatoria del referéndum de independencia del 1 de octubre. El choque de trenes que esa votación provocó con el Gobierno disuadió al delfín de Jordi Pujol de dar ese paso para no perjudicar al partido, dice su entorno. Pero una vez celebrado el 1-O, el adiós siguió sin llegar. Posteriormente, el expresident quiso aprovechar una conferencia con representantes del mundo político, empresarial y social para hacer público que tiraba la toalla, pero ese acto se anuló al coincidir con una conferencia de Carles Puigdemont desde Bruselas, por lo que Mas decidió no contraprogramar al dirigente independentista fugado.

Conferencia política

A finales de noviembre tuvo lugar una reunión de PDeCAT que se consideró óptima para anunciar el cese de Mas. El partido planteaba celebrar una conferencia política con la finalidad de marcar perfil ideológico y ampliar su ejecutiva. Finalmente se optó por el formato de consell nacional extraordinario y Mas también aplazó su adiós.

La marcha oficial fue anunciada por el propio Artur Mas este martes, a pocos días de que se haga pública la sentencia del caso Palau, relativa a la supuesta financiación irregular de CDC. Tal como publicó este medio, Mas tomó la palabra en la ejecutiva de PDeCAT celebrada el lunes para proclamar que el independentismo no tiene la fuerza suficiente para imponer su proyecto, y, menos, el de Carles Puigdemont.

Artur Mas, finalmente, se va. Pero según las citadas fuentes, está dispuesto a dar explicaciones la semana próxima, cuando se haga público el fallo sobre el caso Palau. La sombra de Mas sigue siendo alargada.