Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La síndica de Aran, Maria Vergés, en una imagen de archivo / CONSELH GENERAU D’ARAN

Aran también rechaza la consulta de los Juegos de Invierno: “Puede pervertir la propia democracia”

La síndica Maria Vergés remarca que los JJOO son un “impulso a la carencia de inversión” en los Pirineos, pero no ve la necesidad de preguntar a una parte del territorio

7 min

Los claroscuros de la candidatura de unos hipotéticos Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 no solo afecta a la Generalitat de Cataluña y al Gobierno de Aragón. La única institución con un cierto grado de competencias propias, el Conselh Generau d’Aran, en Vall d’Aran, rechaza la consulta propuesta por el Govern. Así lo explica la síndica, Maria Vergés (UA), que en una primera contestación al Ejecutivo catalán pidió respetar su autonomía frente a la votación anunciada por la consejera de Presidencia, Laura Vilagrà.

Vergés fue la primera en unir tanto a los Pirineos catalanes como a los aragoneses a favor de los Juegos de Invierno en una declaración presentada en noviembre de 2021. Sin embargo, rehúye hacer de árbitro entre Cataluña y Aragón frente a este acontecimiento que, a su parecer, sería “un impulso a la carencia de inversión generalizada” en el territorio. La síndica de Aran responde las preguntas de Crónica Global sobre los Juegos de Invierno.

--Pregunta: ¿Aran hace de árbitro entre Cataluña y Aragón en la candidatura de los Juegos Olímpicos de Invierno?

--Respuesta: Vall d’Aran no hace de árbitro de nada. Desde el Conselh Generau hemos manifestado nuestro apoyo a la candidatura, porque creemos que es una oportunidad para nuestro territorio. Solo esperamos que estas desavenencias o malos entendidos --en referencia a la Generalitat y el Gobierno de Aragón-- no influyan en la propuesta olímpica.

Sede del Govern y el Conselh Generau d'Aran en una imagen de archivo / ARAN
Sede del Govern y el Conselh Generau d'Aran en una imagen de archivo / ARAN

--Pero se posicionan en contra de la consulta de la Generalitat sobre los Juegos en los Pirineos…

--Sí. De hecho, hay informes que ponen en entredicho la viabilidad jurídica de la consulta. No vemos la necesidad de una votación “Juegos sí, Juegos no”, aunque se nos tache de antidemocráticos.

--¿Por qué?

--Partimos de la base que somos responsables públicos que hemos sido elegidos en unas urnas, democráticamente, para tomar decisiones y asumir responsabilidades. Si no, entramos en un debate de por qué no consultamos sobre más cosas, que yo creo que lo que hace, en el fondo, es pervertir la propia democracia. Esto no quiere decir que esté en contra de que la gente participe en las decisiones.

--Se refiere, entonces, a pedir la opinión de la ciudadanía por todo.

--Exacto. Si entramos en este debate de consultar, ¿por qué no nos consultan si queremos tener un tráfico diario de 600 camiones que atraviesen el valle? Son furgones de transporte pesado, que llevan mercancías a las ciudades y no paran en Aran. Por ejemplo.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la síndica de Aran, Maria Vergés, en una reunión en Vielha (Lleida) / GENERALITAT
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la síndica de Aran, Maria Vergés, en una reunión en Vielha (Lleida) / GENERALITAT

--¿Cree que el Govern intenta evitar responsabilidades futuras en los Juegos de Invierno con la consulta?

--Es legítimo que esa responsabilidad la lleven a cabo como consideren, no discuto eso. Pero en el caso de Aran, creemos que es más interesante, enriquecedor y constructivo decidir qué aportarán los Juegos. Más allá de posicionarnos en un sí o un no, que al final, lo que hace es desvincular la responsabilidad que todo dirigente debe tener.

--Usted pidió que la Generalitat respetara la autonomía de Aran en la consulta.

--Exacto. Pedimos que se respete la potestad que tenemos de realizar consultas y, por otro lado, empezar a trabajar en un proceso participativo que nos ayude a definir entre todos qué modelo de territorio queremos. En el que se incluye qué papel pueden jugar unos Juegos en esto.

Estación de esquí Baqueira Beret, en el Vall d'Aran (Lleida), uno de los posibles centros si la candidatura Barcelona-Pirineos prospera / EUROPA PRESS
Estación de esquí de Baqueira Beret, en el Vall d'Aran (Lleida), uno de los posibles centros si la candidatura Barcelona-Pirineos prospera / EUROPA PRESS

--¿Qué comporta para Aran y para los Pirineos la celebración de este acontecimiento?

--Los Juegos Olímpicos se verían como un impulso a la carencia de inversión generalizada en el territorio.

--¿Qué tipo de inversiones?

--Hablo de vías de comunicación, de telecomunicaciones, de equipamientos deportivos y sanitarios… Esta es la oportunidad que brindan estos Juegos. Necesitamos mejorar las infraestructuras que tenemos en estos momentos.

--¿Habla de la inversión de la Generalitat en Aran?

--No lo quiero centrar única y exclusivamente en la Generalitat. Por un lado está la situación de Aran y la subrogación con la Generalitat y todo lo que tiene que ver con el despliegue del autogobierno y la falta de inversión. Esto lo separaría con la oportunidad de los Juegos​. Son dos cosas distintas, aunque se conectan en ese punto de la necesidad de inversiones.

Paso fronterizo cerrado por Francia en la Vall d'Aran por alerta terrorista / AYUNTAMIENTO DE BOSSÒST
Paso fronterizo a Francia por Vall d'Aran, en una imagen de archivo / AYUNTAMIENTO DE BOSSÒST

--Ponga un ejemplo.

--La mejora de la C-28, de manera urgente. El exconseller Calvet​ nos visitó en la anterior legislatura para plantear la posibilidad, con los fondos europeos, de poner un tercer carril verde. En temporada turística de invierno es esencial. Pero en los Presupuestos de la Generalitat de 2022 ha desaparecido esta inversión, así que más allá de los Juegos se necesita esa regeneración en infraestructuras.

--¿Cree que el PSC debería posicionarse con más claridad a favor de los JJOO?

--Me consta que apoyan la candidatura. Más allá de eso no puedo entrar a valorar si debe hacer algo más o no, creo que el apoyo ya lo ha dado explícitamente y los equilibrios que puedan tener en el Parlament, les corresponde solucionarlos a los miembros de la Cámara.