Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), y el presidente catalán, Quim Torra (d) / EFE

Aragonès advierte a Torra: "No aceptaré que nos digan qué ha de votar ERC"

El vicepresidente de la Generalitat subraya que el pacto con el PSOE es entre partidos

4 min

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, advierte a Junts per Catalunya (JxCat) que no aceptarán que se les diga “qué ha de votar ERC”, en referencia a la polémica suscitada por la decisión de los republicanos de abstenerse en la votación de este miércoles en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma.

El consejero de Economía responde de este modo a la diputada Laura Borràs, que dijo mostrarse “sorprendida” por el pacto de Esquerra, y al propio presidente de la Generalitat, Quim Tora, que mostró su disconformidad alegando que dicho acuerdo “no vincula al Govern”.

Competencias

El consejero nacional de Esquerra recuerda que la abstención de su formación es “de los grupos parlamentarios” y no del gobierno catalán, por lo que respeta que otros grupos no estén de acuerdo. Aun así, señala que si bien él no dirá “qué ha de votar otro partido en el Congreso”, advierte que no acepta “que digan qué ha de votar ERC”.

Aragonès asegura que avisó a Torra al respecto del acuerdo alcanzado con el Gobierno y que no quiere “entrar en polémicas” y evita revelar la respuesta ofrecida por el presidente catalán. Pese a ello, se muestra convencido de que la Generalitat aceptará “recuperar las competencias” que han acordado con el PSOE y Unidas Podemos.

Condiciones

Los republicanos aseguran que el pacto con el Ejecutivo se basa en cinco puntos: el fin del estado de alarma tras la nueva prórroga de 15 días, la modificación de la ley de Seguridad Pública y del propio estado de alarma “para evitar la centralización de competencias”, el “retorno” de las mismas cuando Tarragona entre en la fase 3, poder gestionar los fondos prometidos por Bruselas de manera gestionada con las autonomías, ofrecer “una solución” para los trabajadores de la cuenca de Òdena.

Aragonès ha señalado que el pacto con el Gobierno alcanzado este sábado no hace referencia a mesa de negociación con la Generalitat, pero confía que una vez finalice el estado de alarma, se pueda volver a retomar. Del mismo modo, el pacto no hace referencia a la posibilidad de que Cataluña pueda gestionar el Ingreso Mínimo Vital, pero asevera que están “trabajando” para tener unas condiciones similares a las del País Vasco.

Aviso al Gobierno

El vicepresidente se muestra optimista con el acuerdo con el Ejecutivo porque dice que "ha entendido" que debe negociar con los republicanos. Para él, el pacto supone una "doble garantía": prevé que sean las autonomías quienes gestionen el tramo final de la desescalada y garantiza que no habrá más prórrogas de la alarma.

Aun así, los republicanos también lanzan un mensaje al Gobierno y les advierten que no se fían sólo de la palabra. “No somos ilusos”, subraya, sino que confían en la garantía que suponen los 13 votos de sus 13 diputados. "Nuestra garantía no es la confianza ciega en nadie”, sentencia.