Menú Buscar
Elisenda Paluzie (d), presidenta de la ANC, con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra / EFE

La ANC, desquiciada: 100.000 inscritos menos en la Diada 'indepe' en un año

La entidad pseudocivil echa el resto para evitar la foto del 'pinchazo' en la manifestación anual del independentismo el 11 de septiembre

08.09.2019 16:40 h.
4 min

La Assemblea Nacional Catalana (ANC), desquiciada. A la entidad pseudocivil por la independencia de Cataluña le quedan por llenar 18 tramos de la marcha anual por la secesión que se celebra durante la Diada de Cataluña cada 11 de septiembre. En total, unas 300.000 personas han registrado su DNI para acudir a la marcha, 100.000 menos que doce meses atrás a estas alturas.

La plataforma por la separación que capitanea Elisenda Paluzie está echando el resto para evitar la imagen del pinchazo en la movilización del miércoles, que tradicionalmente abre el curso político en la autonomía catalana. Oficialmente, la ANC explica que ha vendido 240.000 camisetas y que ha movilizado 1.000 autobuses desde toda la región para llenar el entorno de la plaza de España, desde cuyo centro partirán cinco puntas, la mayor de ella hacia la Gran Vía.

"Faltan 18 tramos por llenar"

Extraoficialmente, la situación es menos reconfortante. La ANC está lanzando cadenas de mensajes virales por móvil en los que advierte de que faltan 18 tramos por llenar. Subraya la entidad pseudocivil, coorganizadora de la performance junto a Òmnium Cultural, que inscribirse en el registro de la manifestación independentista cuesta "2 minutos".

diada pinchazo 11 septiembre
Imagen del mensaje enviado por la ANC a sus simpatizantes / CG

Lo factual es que los activistas que se han registrado para acudir a la marcha son, a día de hoy, menos que otros años. En 2017 la cifra superaba las 400.000 personas a estas alturas, un guarismo muy similar al de 2018. Dos años atrás, en plena ebullición del desafío independentista en Cataluña, el 8 de septiembre había 1.800 autocares reservados, por 1.000 este ejercicio. Más inquietante es la caída de movilización si se compara con los años estrella de la ANC. La protesta de 2014, una v gigante en la Gran Vía y la avenida Diagonal, sumaba el 8 de septiembre más de 480.000 inscritos, mientras que un año atrás, los secesionistas ya contaban con 455.000 DNI comprometidos con acudir a la cadena humana que cruzó la región de norte a sur, la llamada Via Lliure.

División entre independentistas

La caída de inscripciones para la Diada independentista del 11 de septiembre coincide con el recrudecimiento de las batallas entre partidos y plataformas. La última muestra la dio ayer el presidente del Parlament, Roger Torrent, quien en una entrevista con El Periódico rechazó la vía propuesta pro Quim Torra para intentar, de nuevo, una investidura a distancia del expresidente catalán prófugo, Carles Puigdemont, tras la sentencia que emitirá el Tribunal Supremo sobre la macrocausa del procés en octubre.

La falta de proyecto político compartido entre JxCAT y ERC y las divergencias sobre qué respuesta dar a ese fallo si fuera condenatorio han envenenado las relaciones entre los dos principales partidos del nacionalismo catalán --a la sazón socios en el Govern--, una división que ha permeado en el resto de capas del independentismo.