Menú Buscar
El consejero Jordi Puigneró, junto a los retratos de sus admirados Quim Torra y Carles Puigdemont / EFE

Acusan a la Generalitat de querer señalar a los funcionarios que descansen en la Hispanidad y el 6D

CCOO reprocha a Puigneró su "imprudencia" y que obre de forma unilateral, mientras Cs y PP consideran que el Govern persigue hacer "listas negras" de trabajadores públicos en función de su ideología

05.08.2019 19:29 h.
5 min

La decisión de la Generalitat de permitir que sus funcionarios puedan trabajar el 12 de octubre y el 6 de diciembre --días en que se celebran las festividades de la Hispanidad y la Constitución española, respectivamente-- ha causado un hondo malestar en el mundo sindical y en la oposición al gobierno independentista catalán. Dos de sus partidos --Ciudadanos (Cs) y PP-- han expresado su rechazo a tal iniciativa indicando que, con ella, lo que se persigue es "señalar" y hacer "listas negras" de trabajadores públicos en función de si su ideología coincide o no con la del Govern encabezado por JxCat y ERC.

"Siguen señalando a los constitucionalistas. No les basta con clasificar comercios o niños según la lengua que usan, ahora también quieren hacer listas de buenos y malos funcionarios y señalar a los que no comulgan con el separatismo. A esto se dedica el Govern de Torra", ha indicado la portavoz de Cs, Lorena Roldán, en su perfil de Twitter.

"Buscan el conflicto permanente"

En la misma línea se ha expresado Alejandro Fernández, presidente del PP de Cataluña, quien a través de un comunicado ha tildado de “gestos ridículos” propuestas como la que este lunes ha formulado el consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, sobre los festivos.

“Esta es otra muestra de que el Govern no hace propuestas por la convivencia, sino busca el conflicto permanentemente”, ha sostenido Fernández, señalando que “la Generalitat podría elaborar una de sus clásicas listas negras del régimen en función de si se decide ir o no a trabajar ese día”.

Rechazo sindical

La polémica medida sobre el calendario laboral también ha causado malestar en los sindicatos. CCOO la ha rechazado calificándola como una "propuesta unilateral" del nacionalista Puigneró.

El sindicato ha acusado al consejero a través de un comunicado de "no respetar las normas aprobadas por la propia Generalitat", y le ha recordado que las condiciones laborales "se negocian con la representación legal" de los trabajadores.

 "Imprudencia" e "inseguridad jurídica"

"Estamos asombrados ante la descoordinación del Govern. Los calendarios laborales y escolares los ha aprobado elEejecutivo catalán y están en vigor. Contradecir las decisiones de otras consejerías es una imprudencia y crea inseguridad jurídica. Los día festivos del calendario laboral se ratifican en el pleno del Consejo de Relaciones Laborales, y en este órgano el Govern no ha presentado ninguna propuesta" en ese sentido, destaca CCOO.

El sindicato añade que el cumplimiento del calendario laboral "no puede ser una cuestión de voluntariedad de las personas individuales que deben trabajar" porque, si fuera así, "el mismo derecho tendrían otras personas para otras fechas, iniciando un camino de discriminación por religión, posición política u otras creencias". CCOO, asimismo, recalca que la función pública "tiene problemas mucho más graves", entre ellos la "infradotación de los servicios públicos". 

Polémica

Sindicatos y partidos han reaccionado con rapidez al anuncio de Puigneró, quien en una entrevista a Efe desveló que el gobierno catalán habilitará en septiembre su fórmula legal para que el personal de la Generalitat pueda trabajar en ambas festividades españolas.

"No obligaremos a nadie a hacer fiesta estos dos días, pero sí que habilitaremos la posibilidad de que aquellas personas que quieran trabajar estos dos días puedan hacerlo", ha explicado el consejero.