Menú Buscar

¿Quiénes no se soportan en 'Sexo en Nueva York'?

La serie volverá a emitirse sin la presencia de una de las cuatro protagonistas, que además no aguanta a Sarah Jessica Parker

Imagen de la serie 'Sexo en Nueva York' / HBO
Imagen de la serie 'Sexo en Nueva York' / HBO

Sexo en Nueva York vuelve después de ser una de las series más exitosas de todos los tiempos y tras dos largometrajes que siguieron las aventuras de las cuatro mujeres exitosas del Upper East Side neoyorquino.

Eso sí, el retorno no va a ser al completo, puesto que Kim Cattrall no parece estar dispuesta a volver a meterse en el papel de Samantha, uno de los más destacados de la serie. Así que la nueva producción solo va a contar con la participación de Sarah Jessica Parker, Cynthia Nixon y Kristin Davis, en sus roles habituales de Carrie Bradshaw, Miranda Hobbes y Charlotte York.

Así será el regreso

La plataforma donde las vidas de estas mujeres van a volver a tener protagonismo va a ser HBO Max, la cual está destacando por su intensa labor productora y por anunciar algunos de los estrenos más interesantes del próximo año.

El formato elegido será una serie que constará de diez episodios de aproximadamente media hora de duración. Esta secuela tendrá el nombre de And Just Like That… y se centrará en las vivencias de los tres personajes que permanecen. Asimismo, Michael Patrick King volverá a ser el máximo responsable de que Sexo en Nueva York siga encandilando a millones de personas en todo el mundo.

Sin Kim Cattrall

La ausencia de Kim Cattrall estaría más que justificada si se tiene en cuenta cómo se ha degradado la relación entre esta actriz y Sarah Jessica Parker, quien asume el papel principal de la ficción. Y lo hizo desde que la serie estaba en lo más alto de su popularidad, ya que por aquel entonces hubo diversos cambios que no convencieron a la actriz que encarna a la liberal Samantha.

El primero fue el cambio de productor, el citado King --más cercano a Parker-- sustituyó a Darren Star --amigo de Cattrall--. A esto se sumó que la intérprete que ponía rostro a la popular Carrie Bradshaw se convirtió en productora ejecutiva, lo que le suponía aumentar sus ingresos muy por encima de sus compañeras.

Cattrall Vs. Parker

Tales decisiones terminaron por elevar una barrera casi infranqueable que frenó al producción. La serie llegó a su fin en 2004 y parecía que no volvería nunca más. Aunque el dinero obró milagros, ya que se realizaron dos largometrajes.

El primero de ellos, de 2008, fue todo un éxito, congregando en los cines a los innumerables seguidores que echaban de menos a la serie que les había acompañado durante seis largos años. Sin embargo, el segundo no tuvo tanta relevancia en 2010, dando muestras de que no había sido un producto bien acabado y que quizás las historias de las cuatro neoyorquinas ya no interesaban tanto. Además, el ambiente en el set de rodaje no debía ser demasiado bueno, al menos entre Cattrall y Parker, quienes no se dirigían la palabra.

Una imagen de la película 'Sexo en Nueva York'
Una imagen de la película 'Sexo en Nueva York'

Y Samantha no volvió

Unos años más tarde hubo un nuevo intento por volver a reunir al elenco y filmar un nuevo largometraje, pero Kim Cattrall se negó. Ya no quería volver a meterese en el papel de Samantha.

Según su propio testimonio, que repitió hasta la saciedad, no se trataba de querer un mayor protagonismo para su personaje, ni de un mayor montante enconómico. Simplemente no quería formar parte de un episodio que había acabado para ella, quien además era diez años mayor que sus compañeras de reparto.

Vidas alejadas

Cattrall además ha apuntado que la mala prensa que se levantó en torno a su persona fue instigada por Sarah Jessica Parker, ya que ella se había alejado porque pasaba la mayor parte del tiempo lejos de Nueva York y de sus antiguas colegas.

Hasta que hace un par de años todo explotó definitivamente cuando la actriz que interpreta a Samantha tildó de "hipócrita" a Parker cuando esta le dio el pésame por la muerte de su hermano, llegando a asegurar que no era ni su familia, ni su amiga.

Todod diferente

Todo ello ha llevado a que la nueva temporada o la secuela --puede verse de los dos modos-- no cuente con uno de los cuatro personajes que hicieron de ella una de las más seguidas y exitosas al comienzo de siglo.

Cabe recordar que sus actrices se convirtieron en estrellas internacionales y que la propia Sarah Jessica Parker pasó de la noche a la mañana a ser un auténtico icono de estilo; una imagen que siguió cultivando durante los años que siguieron a la mítica serie.