Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El epidemiólogo Oriol Mitjà / CG
Examen a los protagonistas de la semana

Oriol Mitjà

4 min

El síndrome XYY

Durante una época más bien breve, Oriol Mitjà fue el epidemiólogo favorito de la Cataluña catalana en general y de Quim Torra en particular. Luego cayó en desgracia o algo parecido. Un día daba la impresión de que estaban a punto de nombrarlo conseller de Sanidad y al siguiente parecía que nadie en las alturas quería saber nada de él. Confieso que nunca he acabado de entender la extraña trayectoria del señor Mitjà por el universo lazi y que nunca he sido capaz de dilucidar si me encontraba ante un científico serio o ante un arribista con ganas de pillar cacho en la administración local. A tenor de sus últimas declaraciones, empiezo a inclinarme por lo segundo.

Oriol Mitjà ha descubierto el motivo por el cual los policías suelen ser (o parecernos a veces) tan brutos. El responsable es el síndrome XYY --lo sufren uno de cada mil niños y sus consecuencias son, al parecer, dificultades en el lenguaje, bajo coeficiente intelectual y anomalías en el comportamiento--, que, según él, campa por sus respetos entre los ciudadanos que optan por el trabajo policial para ganarse la vida. Yo nunca había oído hablar del síndrome XYY, pero siempre había dado por supuesto que los licenciados por Oxford o Cambridge no tenían mucha tendencia a integrarse en una unidad antidisturbios. También había dado por supuesto que, a menudo, la policía no está para sutilezas y tiene que restaurar el orden a porrazos, no dialogando con los cafres que están quemando contenedores (por poner un ejemplo). Pero de ahí a afirmar, prácticamente, como hace Mitjà, que todos los policías son unas bestias pardas que salen a la calle con ganas de abrirle la cabeza a alguien, yo diría que hay un largo trecho.

Las profundas reflexiones del epidemiólogo, además, parecen centrarse en la Policía Nacional: para ilustrar uno de sus tuits, ha colgado una foto de un madero zurrando al famoso chico de la sudadera naranja que este viernes fue recibido en el FAQS como un héroe para que explicara la pupita que le habían hecho los malvados polis españoles cuando lo detuvieron por hacer el bestia en la vía pública, cosa que él, naturalmente, niega. El tuit de Mitjà se pone claramente de parte del heroico joven independentista (igual que el FAQS), al que podemos ver atacado por una de esas bestias con forma humana que componen el grueso de la Policía Nacional.

Me temo que a Mitjà se le ve el plumero. Lo suyo no es una enmienda a la totalidad policial, lo cual sería discutible, pero algo más respetable. Lo suyo suena a maniobra desesperada para recuperar el amor de la tribu lazi. Solo le ha faltado añadir que el síndrome XYY es muy difícil de encontrar entre los mossos d'esquadra. Cabe la posibilidad, asimismo, de que estemos ante una simple salida de pata de banco de alguien con ganas de figurar, pero, aún así, sus afirmaciones tienen un punto clasista y racista que desprenden cierto tufo supremacista. Si piensa seguir por ahí, le aconsejo que se tatúe las iniciales ACAB (All Cops Are Bastards) en el brazo: igual le cae algo en la CUP​.