Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio Garamendi, presidente de la CEOE / EP

El olvido catalán de Garamendi

3 min

La cumbre empresarial organizada por la CEOE para debatir sobre el futuro económico del país está siendo éxito por la gran repercusión de las propuestas que se están exponiendo. Pero también ha generado malestar en algunas grandes empresas que han sido olvidadas. Es el caso de las compañías catalanas Cellnex (integrada en el Ibex 35) y Agbar, que, sorprendentemente y pese a su relevancia e influencia, no han sido invitadas a participar en el foro.

La cumbre, que tiene por lema Empresas españolas liderando el futuro, cuenta entre sus ponentes a empresarios y directivos tan destacados como Pablo Isla (Inditex), Juan Roig (Mercadona), Ana Botín (Santander), José María Álvarez-Pallete (Telefónica), Fernando Abril-Martorell (Indra), Carlos Torres (BBVA), Jordi Gual (Caixabank), Isidre Fainé (Fundación La Caixa), José Ignacio Goirigolzarri (Bankia), Josep Oliu (Sabadell), José Luis Aguirre (Ibercaja), Josep Sánchez Llibre (Foment), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), José Manuel Entrecanales (Acciona), José Bogas (Endesa), Antonio Brufau (Repsol), Francisco Reynés (Naturgy), Beatriz Corredor (Red Eléctrica), José Luis López de Silanes (CLH), Anotnio Huertas (Mapfre), Joan Castells (Fiatc), Antonio Catalán (AC Hoteles), Juan José Hidalgo (Globalia) Simón Pedro Barceló (Barceló), Luis Gallego (Iberia), Bernardo Velázquez (Acerinox), Alberto Gutiérrez (Airbus), José Vicente de los Mozos (Renault y Anfac), Tomás Pacual (Pascual), Paulo Soares (Campofrío), Rafael del Pino (Ferrovial), Esther Alcocer (FCC), Manuel Manrique (Sacyr), Maurici Lucena (Aena), Ismael Clemente (Merlin), María José Álvarez (Eulen), Enrique Sánchez (Adecco), Miguel Carballeda (ONCE), Javier Tebas (La Liga), Lorenzo Amor (ATA), Víctor del Pozo (El Corte Inglés), Marc Puig (Puig), Gonzalo Sánchez (PWC), Martín Sellés (Farmaindustria), Irene Cano (Facebook), María Ferreras (Netflix), Javier Solana (Center for Global Economy and Geopolitics) y así hasta un cententenar y medio de dirigentes empresariales.

El descuido de la patronal española respecto a Cellnex y Agbar ha causado enfado en las cúpulas de ambas compañías y no ha pasado desapercibido para Foment, cuyo presidente, Sánchez Llibre, ha enviado una carta de protesta a su homólogo en la CEOE, Antonio Garamendi. El líder de la principal organización empresarial del país acumula ya numerosas meteduras de pata​ impropias del cargo que ostenta.