Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
José María López Pérez, acusado de haber cometido delitos sexuales en 'GH Revolution' /EP

Suspendido el juicio contra José María López, acusado de cometer abusos sexuales en 'GH Revolution'

La juez pospone sin fecha la sesión por la ausencia de la víctima y solicita un informe psicológico que justifique su falta

4 min

El juicio contra el concursante de Gran Hermano Revolution, José María López Pérez, ha sido suspendido después de que la también concursante del reality, Carlota Prado, no se haya presentado a la vista oral. La joven denunció en 2017 haber sufrido abusos sexuales por parte de su compañero mientras ambos convivían bajo el mismo techo en el interior de la casa de Guadalix.

Tras darse a conocer los hechos, López Pérez era expulsado del reality y Telecinco ponía en conocimiento de la Guardia Civil lo ocurrido. La cadena tildó lo ocurrido de “intolerable”.

Problemas psiquiátricos

La sesión, qué debía determinar lo ocurrido, ha dado comienzo a las 9 de la mañana de este martes 8 de febrero en los juzgados de la calle Albarracín de la capital. Minutos después ha sido suspendida por la ausencia de la víctima. El abogado de la parte demandante ha alegado que su clienta no se encuentra en condiciones de hablar a causa de los problemas psiquiátricos que sufre.

Por su parte, la juez ha pedido que aporten en la mayor brevedad posible el informe psicológico que justifique la falta de este martes, ya que considera “preciso” el testimonio de la joven. Poco después, tanto el letrado como la Fiscalía han solicitado un aplazamiento de la vista mientas que la defensa del acusado solicitaba continuar con la sesión.

Juicio pospuesto 

Si bien la titular que instruye el caso ha dictaminado la suspensión del juicio, a la espera de tener el informe del médico forense que en los próximos días deberá reconocer a Carlota. Una vez se tengan las conclusiones resultantes del facultativo, se fijará una nueva fecha.

Zeppelin, la productora del formato, ha emitido un comunicado esta mañana después de que que la fiscalía haya pedido a la mercantil una indemnización de 6.000 euros por los daños ocasionados por mostrar el video de lo ocurrido a la concursante en el confesionario. Asimismo, el ministerio público pide para el acusado otros 6.000, además de una condena de dos años y medio de prisión.

La productora se pronuncia

Desde la productora dan a conocer de que una vez sea firme la sentencia, en caso de insolvencia del encausado, serán ellos quienes garantizaran que la víctima reciba la cuantía estipulada. De hecho, señalan que esta es la razón por la que Zeppelin figura como responsable civil subsidiaria en la causa y ya ha depositado el importe que se le podría pedir al potencial condenado, de cara a facilitar el proceso.

Asimismo, consideran que se ha producido “una anomalía procesal” al solicitar la petición de responsabilidad civil --multa-- a Zeppelin por daños morales. Por ello, revelan que existe un representante legal de la productora en el juicio dando respuesta a esta petición, aunque cualquier reclamación económica que no se deriva bajo ningún concepto de un hecho delictivo debe ser reclamada por la vía civil.