Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La colada de lava arrasa una casa /EP

¿Qué pasará cuando la lava del volcán de La Palma llegue al mar?

La entrada en contacto de la colada con las aguas del óceano puede conllevar nuevas explosiones y la emisión de gases nocivos

3 min

La lava del volcán de Cumbre Vieja en la isla de La Palma (Canarias) se encuentra a escasos metros de la línea de costa del municipio de Tazacorte, por lo que se prevé que, en las próximas horas, entre en contacto con el mar. De hecho, los expertos piden a la ciudadanía que en el momento en que los restos de material incandescente lleguen al océano que no se acerquen a la línea de costa por tal de prevenir riesgos innecesarios.  

La llegada de la colada al mar podría provocar nuevas explosiones, así como un incremento de sustancias en suspensión y humos tóxicos para los ojos, los pulmones y la piel. Todas estas reacciones son producidas por el lanzamiento a la atmósfera de partículas muy finas de ácido clorhídrico, causadas por la reacción química que se produce en el contacto del agua salada con la lava.

Nuevas explosiones y gases nocivos

Los vulcánologos adviertien, además, de que un cambio en la dirección del viento podría conllevar la propagación del humo a lugares alejados de los ríos de lava. Por ello, el Plan Especial de Emergencias por Riesgo Volcánico de Canarias ha intensificado el dispositivo por la posibilidad de que se generen nuevas explosiones que conlleven la emisión de gases nocivos.

En declaraciones a la radio televisión canaria, el catedrático de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Mangas, advierte, también, de que con la llegada del magma al mar es posible que se produzca un episodio de lluvia ácida. Sin embargo, desde la AEMET ven "poco probable" este escenario, aunque reconocen que “tampoco es descartable”.

Afectaciones y balance

Como medida preventiva, la Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife ha decretado la prohibición de la navegación en aguas palmeras hasta nueva orden. Para el ejercicio de control náutico, se han movilizado dos medios de Salvamento Marítimo en la zona. Por el momento, el aeropuerto sigue operando con normalidad y el tráfico aéreo sobre Canarias no se ha visto afectado.

En las últimas horas la velocidad de la colada de lava ha pasado de los 700 metros por hora a los 300. No obstante, se mantiene la temperatura de 1075 grados centígrados. En su avance ladera abajo, ha arrasado con más de 300 propiedades así como infraestructuras, torres de energía y comunicación. Más de 5.500 vecinos han sido desalojdos.