Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bernardo Montoya, acusado del crimen de Laura Luelmo, a su llegada a la Audiencia Provincial de Huelva /EP

Prisión permanente revisable para Bernardo Montoya, autor del asesinato de Laura Luelmo

La justicia le impone 17 años y medio de cárcel, además de una indemnización de 400.000 euros a la familia de la joven

3 min

La Audiencia Provincial de Huelva ha decretado prisión permanente revisable para Bernardo Montoya, el acusado de haber agredido sexualmente y asesinado a Laura Luelmo, en la localidad de El Campillo (Huelva) en diciembre de 2018. Además de la máxima condena, el tribunal le impone también 17 años y medio de cárcel por un delito de detención ilegal y otro por agresión sexual con el agravante de género.

Asimismo, el acusado deberá abonar una indemnización por valor de 400.000 euros a los padres y hermanos de la víctima. En la última sesión del juicio celebrado a puerta cerrada entre el 15 y el 20 de noviembre de este curso, Montoya reconoció haber transportado el cadáver de Luelmo y pidió perdón por ello a la familia de la joven de 26 años. Si bien, negó haberla secuestrado y violado.

75 minutos de tortura

No obstante, en su veredicto, el magistrado presidente, Florentino Ruiz Yamuza, declaró probados los hechos que se produjeron sobre las 17:30 horas de la tarde, del 12 de diciembre, cuando Laura regresaba de hacer la compra. Allí empezaron los 75 minutos de tortura que acabaron con la vida de esta profesora.

Luelmo se había trasladado al municipio hacía tan solo cinco días para cubrir una baja como titular de Plástica en el instituto de Educación Secundaria Vázquez Díaz en Nerva, a pocos minutos de su nueva vivienda. Tras ser aborda por Montoya, este la introdujo a la fuerza en su casa, donde la maniató y le propinó varios golpes hasta dejarla malherida.

Ingreso en prisión

Fue entonces, cuando el acusado la metió en su habitación para agredirla sexualmente. Una vez terminada la violación, volvió a golpearla hasta que finalmente, la mató asestándole con una piedra en la cabeza. Acto seguido, la introdujo en el maletero de su vehículo para deshacerse del cadáver en una zona de difícil acceso conocida como Las Mimbreras.

La Guardia Civil encontró el cuerpo sin vida de la joven el 17 de diciembre de 2018, cinco días después de su desaparición. Al día siguiente, Bernardo era detenido como principal sospechosos del crimen. Desde entonces, permanece en prisión provisional sin fianza. Con todo, cabe destacar que este no es el primer ingreso de Montoya en prisión: el onubense ya había sido condenado por varios delitos de allanamiento de morada, un delito de obstrucción a la justicia y otro delito de asesinato.