Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ceniza del volcán de La Palma, a la venta /EBAY

Nuevo negocio en La Palma: ceniza del volcán por 2 euros el gramo

El precio por 10 gramos oscila entre los 15 y los 20 euros; también se comercializan los piroclastos

3 min

Hay quien saca rédito de todo. Incluso, de las desgracias. A punto de que se cumplan tres semanas desde que comenzó el episodio eruptivo en la isla de La Palma (Canarias), la televisión canaria ha dado a conocer una nueva tendencia comercial en auge estos días que consiste en vender la ceniza del volcán de Cumbre Vieja a través de Internet.

Según ha revelado la televisión autonómica, han sido algunos usuarios de plataformas habituales de compra venta, quienes atónitos han empezado a reportar esta práctica. El precio por una bolsa de 10 gramos oscila entre los 10 y 15 euros.

A 2 euros el gramo

Por si fuera poco, y para más inri, además de la ceniza volcánica, también se han empezado a comercializar los piroclastos. Así las cosas con el gramo de ceniza a dos euros, los expertos han alertado de las consecuencias nocivas de esta práctica.

La ceniza de lava es rica en fósforo, potasio y calcio y almacena agua. Además actúa como un fertilizante que promete un buen rendimiento de las cosechas. Por ello, se espera que, una vez finalizada la erupción, las plantas se abastezcan de todos estos nutrientes.

Propiedades fertilizantes

En este sentido, cabe recordar que las propias autoridades insulares han recomendado a la ciudadanía depositar la ceniza que se acumula en sus tejados en los maceteros municipales, prados y parterres. Asimimsmo, el Instituto Geográfico Nacional, del Instituto Geológico y Minero de España y el Instituto Volcanológico de Canarias también ha iniciado las labores de recogida de estos restos con la misión de llevar a cabo su análisis y conocer mejor su comoposición.

Con todo, desde que la erupción diera comienzo el pasado domingo 19 de septiembre, más de 1.000 edificaciones han quedado sepultadas por el paso de la lava en su avance hacia el mar y centenares de hectáreas han sido arrasadas. La fajana supera ya los 500 metros de diámetro, mientras que la columna eruptiva de ceniza y gases que expulsa el volcán obliga a tener el aeropuerto palmero cerrado.