Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las niñas desaparecidas en Tenerife, Olivia y Anna Gimeno Zimmermann / EP

La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife pide ayuda en una desoladora carta

Beatriz Zimmermann confía en volver a ver a sus hijas, Anna y Olivia, gracias a la colaboración ciudadana de todo el mundo

3 min

La madre de las niñas desaparecidas en Tenerife, Beatriz Zimmermann, confía en que Anna y Olivia siguen con vida, y que un día de estos volverán a su casa sanas y salvas. La mujer se aferra a ello con todas sus esperanzas puestas en la difusión de imágenes de sus hijas, con las que espera que alguien las localice en cualquier rincón del mundo.

Tres semanas después de verlas por última vez, Beatriz ha publicado una carta en la que relata el sufrimiento que vive desde que su expareja, Tomás Gimeno, se las llevara sin permiso: "Yo también quiero desaparecer", asegura la madre, desesperada por reencontrase con las pequeñas Anna y Olivia.

El dolor de la madre: "Es una tortura"

"Tres semanas, ya no me salen casi las palabras... yo también quiero desaparecer... ya no tengo fuerzas... esto es una tortura", relata Beatriz Zimmerman, un resumen del mal momento que atraviesa desde que desaparecieron sus hijas. Sin embargo, no se rinde y espera encontrarlas pronto.

"No podemos rendirnos... las niñas me necesitan y yo a ellas... Lo que más me duele es pensar que no puedo saber cómo están... no poder hablar... no saber cuándo las voy a ver... Por favor, no paremos de compartir las imágenes por todo el mundo... no olvidemos que la perseverancia y continuidad es lo que logra finalmente los resultados", reclama la mujer.

Pide que no se detenga la ayuda

En este sentido, la madre de las niñas entiende que "todos tienen sus vidas, sus problemas y que seguir escuchando cosas tristes les pone más tristes", pero confía en que los esfuerzos de la ciudadanía, por pequeños que sean, pueden ayudar a localizar a las menores.

"¿Se imaginan que, gracias a todos los esfuerzos, las encontramos? Todos juntos podemos, si actuamos como una gran familia... De corazón, les doy las gracias por seguir cada día compartiendo las imágenes por todo el mundo... Gracias, gracias, gracias", señala una esperanzada Beatriz Zimmermann.