Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Encuentran muerta a Amanda Albach, desaparecida hace 18 días REDES

Hallan muerta a una chica de 21 años desaparecida y obligada a cavar su propia tumba

La policía ha detenido dos hombres y una mujer implicados en los hechos, uno de ellos autor confeso de la muerte de la joven

2 min

Un trágico suceso sacude el mundo. El de la joven Amanda Albach, una brasileña de 21 años, que tras desaparecer ha aparecido muerta por varios disparos en una playa.

Los encargados de informar del caso han sido los propios responsables de los hechos que han llevado a la policía hasta el lugar donde estaba enterrada. También le dieron los detalles más macabros.

Desaparición

El cuerpo de la chica, madre de una hija de dos años, se ha hallado en la playa en Itapiruba, al sur de Brasil, tras estar 18 días desaparecida. Había ido de viaje a una fiesta de cumpleaños y desde entonces nadie supo de ella.

Los padres denunciaron los hechos a la policía ya que su hija les advirtió de que antes del amanecer llegaría a casa. La notaron con una voz rara y oyeron mucho viento de fondo, lo que hizo sospechar a la policía de que el mensaje se envió desde una playa.

Narcotráfico

Los secuestradores la obligaron a enviarlo justo antes de matarla. También le exigieron que cavara su propia tumba. Una vez lo hizo le pegaron dos tiros que acabaron con su vida.

Pese a que en un primer momento se pensó que era un crimen pasional, la investigación apunta ahora a un caso de tráfico de drogas. Amanda habría descubierto a uno de sus secuestradores y se lo comentó a unos amigos, a quienes envió la foto del arma que había descubierto.

Detenidos

La policía sospecha que el narcotraficante, descubierto, decidió matarla. Asimismo, sospechan que algunos amigos asistentes al cumpleaños podrían estar involucrados. Por ahora, han detenido a dos hombres y una mujer. Uno de ellos confesó ser el autor del crimen.

La familia está destrozada. No es la primera vez que el narcotráfico acaba con la vida de uno de sus miembros. En 2010, dos hermanos de Amanda fallecieron en un crimen relacionado con las drogas.