Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Cuco (d), y su madre, Rosalía García (i) / EFE

'El Cuco' y su madre, condenados a dos años de cárcel por mentir en el juicio de Marta del Castillo

La Fiscalía les ha impuesto la pena demandada por la familia de la víctima, además de que tendrán que indemnizar con 15.000 euros a cada uno de los padres

3 min

Francisco Javier García, conocido como El Cuco, y su madre, Rosalía García, han sido condenados por el Juzgado de lo Penal número siete de Sevilla a dos años y medio de prisión por un delito de falso testimonio durante el juicio celebrado en 2011 por el asesinato de Marta del Castillo

La Fiscalía les ha impuesto la pena demandada por la familia de la víctima, además de que ambos tendrán que indemnizar con 15.000 euros a cada uno de los padres por el perjuicio causado. 

Confesión

Fue el pasado 26 de mayo cuando madre e hijo se declararon culpables y admitieron que mintieron en el juicio de 2011, donde solamente declararon en calidad de testigo. Así las cosas, el joven reconoció que estuvo en el piso de la calle León XIII, donde residían los hermanos Carcaño, la noche del 24 de enero de 2009, el día en que se piensa que Marta fue asesinada. 

Tras sopesar su confesión, la Justicia ha considerado probado los hechos y su sentencia se alinea con la petición de la Fiscalía, que solicitaba 8 meses de prisión para ambos y el pago de una multa 1.500 euros para cada uno de ellos. Por el delito de falso testimonio, la jueza ha optado por aplicar el castigo máximo "teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos y el perjuicio que ha podido causar a la Administración de Justicia".

Sorpresa para todos

El nuevo revés en el caso de Marta de Castillo ha sorprendido a todo el mundo, incluida la abogada de los padres de la joven, Inmaculada Torres. "No sé porque ahora reconocen los hechos, después de tanto tiempo. Lo que está claro es que esto lo trastoca todo y cambia probablemente la resolución que se llevó a cabo en su día", señala. 

Una sensación agridulce para la familia, ya que esto supone la imposibilidad de que se conozcan más datos sobre el paradero del cuerpo de su hija. "Vuelven a burlarse de la justicia", decía la defensora de los padres de Marta del Castillo.