Menú Buscar
Boeing 767 de Air Canada, parecido al que sobrevuela Madrid / CG

Aterriza de emergencia en Madrid un vuelo con 130 pasajeros

Un avión de Air Canada sin un motor y sin una rueda tuvo que tomar tierra en el aeropuerto de Barajas tras cuatro horas volando en círculos

3 min

El Aeropuerto Adolfo Suárez - Madrid Barajas ha realizado con éxito el aterrizaje de emergencia del vuelo AC837 de Air Canada que volaba sin un motor, le faltaba una rueda y llevaba a 130 pasajeros en su interior. El avión salió de Madrid con destino Toronto a las 14:30 horas, y a la media hora el piloto reportó que debía volver a su destino por unos problemas técnicos.

Al parecer, unos percances en el despegue desintegraron parte del motor. Probablemente, fue debido al roce con uno de sus neumáticos afectando, obviamente, la estabilidad del Boeing 767 para el aterrizaje. Por ello, el avión sobrevoló el cielo de Madrid a la espera de quedarse sin combustible.

Hipótesis del accidente

Las causas del accidente solo se esclarecerán una vez se realice la investigación pertinente tras haber aterrizado con éxito el aparato y el piloto dé explicaciones sobre qué ha podido suceder. Para lograrlo, tuvo que volar durante horas en círculos alrededor del aeropuerto para quemar combustible. Una operación obligada en emergencias como esta y poder tomar tierra con las mayores garantías.

La posible fricción del neumático con uno de los motores habría dañado una de las ruedas del tren de aterrizaje, creando una combustión que inutilizó el motor. Se estimaba que el tanque de gasolina se vaciara en tras tres o cuatro horas de vuelo, con lo que el avión aterrizó pasadas las 19 horas.

No había riesgo elevado

Expertos aeroportuarios aseguran que los daños del aparato no impedían su correcto aterrizaje, por lo que Barajas tomó las precauciones adecuadas pero no se temía un accidente ni demasiadas complicaciones. Aunque el riesgo siempre existe, y para ello está el protocolo

Mientras, un caza F-18 del Ejército del Aire voló junto al Boeing 767 de Air Canada para evaluar los daños y prestarle apoyo logístico si hubiera sido necesario. 

El avión es viejo

El aparato voló a una altura de 2.300 metros y a una velocidad de 550 kilómetros por hora. Fue disminuyendo su elevación y velocidad con el paso de las horas, llegando a sorprender a muchos de los vecinos madrileños, ya que el aparato fue dando tumbos desde la capital hasta Cuenca.

El avión en cuestión, matrícula C-GHOZ, tiene 30 años de vida, cuando la media de una aeronave de estas características es de 25 años. Realizó su primer vuelo el 31 de marzo de 1989 con la compañía Canadian Airlines y en 1997 pasó a operar con la aerolínea Varig, con la que estuvo ocho años. En octubre de 2005, este Boeing empezó a ser operado por Air Canada.