Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presentadora Toñi Moreno / MEDIASET

[VÍDEO] Toñi Moreno estalla contra la agresión homófoba de Malasaña

La presentadora condena los delitos de odio contra las personas del colectivo LGTBI: "Tengo derecho a amar a quien me dé la gana"

3 min

La agresión homófoba en Malasaña (Madrid) ha impactado a la sociedad y los famosos patrios se han posicionado ante semejante delito de odio.

Un grupo de ocho encapuchados agredieron este domingo a un chico de 20 años y le seccionaron el glúteo marcándole con un cuchillo la palabra “maricón”. Una violencia que ha sido condenada por buena parte de la sociedad.

Denuncia

Toñi Moreno no ha podido evitar decir la suya. En su estreno en el programa Cuatro al día, estallaba ante la noticia: “Yo tengo derecho a amar a quien me dé la gana. Tengo derecho a ir segura por la calle y a que nadie me ataque por la calle por mi condición sexual”, exclama.

Desde que hiciera pública su relación con Rosana, la periodista ya no esconde que es lesbiana y se ha convertido en una fiel defensora del colectivo LGTBI. “Estos casos a mí me afectan personalmente”, subraya.

Deseo compartido

La presentadora, visiblemente afectada y conmovida por la agresión expresaba un deseo: “Quiero vivir en un país en el que no se condene dar un beso a una chica en la calle”. "Amar es maravilloso", concluye.

Ella no ha sido la única. Jorge Javier Vázquez también explotaba este martes en Sálvame. "Por primera vez en mi vida no me siento seguro a la hora de salir por según qué sitios. Esto va a ir a más porque hemos sido demasiado tolerantes con los delitos de odio. La semilla ya está sembrada, pero falta que crezca con más fuerza”, anima.

Llamamiento

El catalán ha hecho un llamamiento para terminar con las agresiones: "Estamos ante un problema gravísimo que se tiene que parar ya. Todos lo partidos políticos de este país deben ponerse las pilas. Maltratan y matan a mujeres, maltratan y matan a las personas del colectivo LGTBI. Estamos en un momento muy crítico. De los gobiernos depende que esto se pare".

"Se debe condenar sin paliativos. No dejemos que esto vaya a más. A mis 51 años jamás pensé que iba a vivir intranquilo por ser gay. Los discursos de odio son la antesala a las acciones de odio. Vivir intranquilo es la antesala a vivir con miedo", ha terminado el conductor de Sálvame muy entristecido.