Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Terelu Campos y Alejandra Rubio reaccionan a María Teresa Campos en 'Viva la vida' / MEDIASET

Terelu Campos y Alejandra Rubio se rompen en directo al ver unas imágenes de María Teresa Campos

El clan Campos no ha podido evitar emocionarse al ver a la matriarca comentar la polémica con Bigote Arrocet en 'Viva la vida'

3 min

La polémica entre las Campos y Edmundo Arrocet está lejos de estar cerrada. Si el pasado domingo parecía que habían firmado la paz con el abrazo del humorista y Alejandra Rubio tras su salida de Secret Story, el miércoles saltaba la bomba con la exclusiva que protagonizó en la revista Lecturas

Bigote aseguraba que le había prestado "50.000 euros a María Teresa Campos" y no se los iba a pedir. Además, aseguraba que la televisiva tuvo unos gestos con él el día que terminaron su relación que no le gustaron nada: "Nunca me ha gustado la agresividad".

Ven a María Teresa muy desmejorada

Respecto a esas acusaciones, la matriarca de las Campos optó por no contestar y sugerir que Gustavo, su chófer y asistente, acuda a un plató de televisión para contar toda la verdad. Algo que éste recoge de buen grado: "Hablaréhablaré". 

Esas mismas imágenes de Teresa contestando a la prensa han sido visualizadas esta tarde en Viva la vida por su hija, Terelu Campos, y su nieta, Alejandra Rubio. Ambas no han podido contener la emoción al ver a una María Teresa abatidapreocupadadesmejorada y delicada

Su familia sale en su defensa

"Mi abuela es la mejor del mundo", es lo primero que ha dicho la pequeña del clan. Sin embargo, la participante de Mastercher Celebrity ha tenido una reacción más amarga: "No me entendéis. A mi lo que me importa es su sufrimiento, el mío me trae sin cuidado, pero a ella hay que protegerla". 

Al ver así a su madre, Alejandra ha hecho de tripas corazón y, después de fundirse en un tierno abrazo, ha dado la cara por ella: "Mi abuela tiene 80 años. La habéis visto ¿no? Pues basta ya con la bromita, porque una cosa es que estamos todo en televisión, pero un poco respeto". Un conflicto con muchas puertas todavía abiertas.