Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La colaboradora de 'Ya es mediodía', Rosa Benito / EP

Rosa Benito, sobre la segunda parte de la docuserie: "Es maltrato mediático para los Mohedano"

La exmujer de Amador Mohedano opina sobre la nueva temporada en la que Rociíto hablará de su familia materna

3 min

Rocío Carrasco anunció el pasado miércoles que su serie documental tendrá segunda temporada, En el nombre de Rocío, que se estrenará el próximo otoño y en la que la hija de La más grande desvelará por fin por qué dejó de hablarse con sus tíos Gloria y Amador Mohedano, José Antonio Rodríguez, Rosa Benito, el viudo de su madre, José Ortega Cano, y sus hermanos Gloria Camila y José Fenrnado.

Rosa Benito ha roto su silencio ahora en Ya es mediodía para desvelar qué le parece la noticia de que su sobrina vaya a contar su verdad de por qué se rompió la familia y si tiene miedo a lo que Rociíto pueda explicar.

Muy querida

"En ese vídeo me falta la palabra amor, porque Rocío ha sido una persona muy querida. Ha tenido muchísimo amor y espero que en ese recorrido que va a hacer que cuente cosas bonitas porque las ha tenido y las ha vidido", ha afirmado la exmujer de Amador Mohedano, sin querer precipitarse sobre lo que su sobrina pueda contar en su docuserie.

Rosa se ha preguntado si es justo lo que Rocío está haciendo con su familia: "Ella que está cogiendo este micrófono que es la televisión para que la apoyen, me pregunto si es maltrato mediático para nosotros, para la familia Mohedano".

Maltrato

"Yo no entiendo como hay gente que se alegran y están deseando que llegue noviembre para verlo...", ha exclamado. "Me gustan las cosas bonitas, la paz, no me gusta el odio. No conlleva a nada. El odio contra el odio lleva al dolor. Lo que puede conllevar son cosas de dolor y no vale la pena. Ya que ella ha hecho 12 capítulos quejándose de que ha sido una persona maltratada en todos los sentidos", ha confesado.

Por último, Rosa ha salido en defensa de Gloria Camila y José Fernando hablando del amor de Rocío Jurado hacia ellos aunque no fuesen biológicamente suyos: "Rocío amaba a su familia más que a nada en el mundo. Cuando tuvo a Jose Fernando y Gloria Camila quiso mucho a esos niños. No hace falta parir para querer. No hace falta tener sangre para morir por unos hijos".