Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Flores en 'El Programa de Ana Rosa' / MEDIASET

Rocío Flores, inmóvil, acepta las disculpas de Marta Riesco y niega una crisis con Manuel Bedmar

La colaboradora de 'El Programa de Ana Rosa' ha reaparecido tras su lipoescultura para responder a todas las polémicas que la envuelven

3 min

Rocío Flores llevaba unas semanas desaparecida de El Programa de Ana Rosa. El motivo ha sido el duro postoperatorio al que ha tenido que hacer frente debido a la lipoescultura a la que ella y Olga Moreno se sometieron. De pie y sin poder moverse, la colaboradora ha explicado cómo se encuentra: "Llevo una faja entera en el cuerpo y una tabla que me impide moverme".

A pesar de eso, ahora asegura que se encuentra bien, algo que se refleja en su rostro y su aspecto. Ante todo, ha querido dejar claro que no es "adicta a la cirugía. Simplemente me he arreglado el pecho y he cambiado cosas de mi cuerpo para verme mejor". Es por eso que ahora se siente con fuerzas para responder a todas las polémicas en las que se ha visto envuelta en su ausencia. 

No habla de su vida privada

La más notable de ellas ha sido la supuesta infidelidad por parte de su novio, Manuel Bedmar, con Laura Gutiérrez Mérida. La joven se abrió en canal para la revista Lecturas y se sentará esta noche en el Polideluxe de Conchita para explicar cómo fue su tórrido romance con el malagueño. Algo sobre lo que Ro no ha querido pronunciarse. 

"Tengo una relación con una persona que no es pública y que no quiere saber nada del medio, por lo que no voy a hablar de mis relaciones privadas", ha dicho tajante. La hija de Antoniodá se mantiene en sus trece de no comentar nada acerca de Manuel y asegura que su vida sigue "exactamente igual, estoy bien, todo está en orden". Por eso, le da igual lo que digan: "Que cada uno piense lo que quiera".

Relación cordial

Las especulaciones también han sido muchas sobre su relación con Marta Riesco, la cual la ha invitado a su fiesta de cumpleaños este viernes. "Sí la he felicitado y no voy a ir a su fiesta", ha explicado. No obstante, la reportera de El Programa de Ana Rosa tuvo unas feas palabras hacia ella, algo de lo que después se retractó y pidió disculpas

"Lo que más me dolió fue lo que dijo en plató sobre mí, pero luego acepté sus disculpas", ha admitido Ro. Sin embargo, de nuevo, sigue sin mojarse en qué le parecieron las imágenes de su padre con su chica: "Estoy en un punto en el que he decidido mantenerme al margen de tal manera que no lo sé ni me importa ni lo quiero saber ni me incumbe".