Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco y Kiko Hernández en 'Sálvame' / @kikohernandeztv

Rocío Carrasco se derrumba tras las cámaras en su primer programa de 'Sálvame'

Después de su debut como defensora de la audiencia en ‘Sálvame’, la hija de la Jurado rompió a llorar en la publicidad

3 min

Rocío Carrasco ha vuelto a la televisión. Así lo anunciaba ayer miércoles 7 de julio en Sálvame: “Yo he venido al programa para escuchar, que creo que es una cosa muy importante. Seré la defensora de la audiencia”.

La llegada a su nuevo trabajo la ha reencontrado con sus antiguos compañeros. Por una parte, Kiko Hernández, Anabel Pantoja, Belén Esteban y Miguel Frigenti son los colaboradores que se posicionaron a favor de La hija de la más grande. Por otro, María Patiño, Marta López y Kiko Matamoros se postulaban como firmes detractores.

Cara a cara

Los colaboradores fueron entrando uno a uno para mantener una conversación con la hija de la Jurado. Kiko Matamoros fue el último y con el que tuvo un duro enfrentamiento. “Hay un dicho que es ‘vencerás, pero no convencerás’. Con parte de tu relato has vencido pero con otra no has convencido”, estalló Matamoros contra su nueva compañera de programa.

Fue entonces, durante la siguiente publicidad a esa intervención, que Rociíto no pudo más y se derrumbó. Así lo ha explicado esta tarde Kiko Hernández en Sálvame: “En la segunda publi se puso a llorar. ‘No quiero llorar, lo quiero llorar’, decía, pero se derrumbó”.

Derrumbada

Hernández se lamentaba de no haberla podido ayudar antes: “Le pregunté ‘¿Cómo no hemos podido hablar contigo?’, pero la culpa fue nuestra quizás. Yo hubiera merendado Antonio David Flores todas las tardes, hubiera sacado munición todos los días”.

Por su parte, María Patiño también mantuvo una conversación detrás de las cámaras con su nueva compañera. La colaboradora comentaba que “normal que no se lo haya contado a la prensa, si ni siquiera se lo contó a su gente más cercana”. Una serie de comentarios y situaciones con las que Rocío Carrasco tendrá que aprender a vivir a partir de ahora.