Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry / EP

Meghan Markle sufrió un aborto con el segundo hijo que esperaba junto al príncipe Harry

La duquesa de Sussex ha desvelado el traumático suceso que vivió este verano en una sincera carta publicada en 'The New York Times'

4 min

Meghan Markle ha publicado una carta en la que ha desvelado el momento más duro de su vida: "Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo”. La duquesa de Sussex ha anunciado el aborto espontáneo que sufrió este pasado mes de julio del segundo bebé que esperaba de su marido, el príncipe Harry.

La revelación de este traumático suceso ha sido desvelado después de varios meses de secretismo en los que la pareja se ha mantenido alejada de la prensa. Tiempo en el que no anunciaron nunca el malogrado embarazo, cumpliendo a rajatabla la renuncia de los derechos reales que rechazaron al decidir apartarse de la monarquía británica a principios de este 2020.

La dura carta de Meghan Markle

La exactriz estadounidense ha publicado un escrito en The New York Times, periódico que la describe como “duquesa de Sussex, madre, feminista y defensora de causas”, en el que relata cómo perdió a su segundo hijo "una mañana de julio que empezaba tan ordinariamente como cualquier otro día: Preparo el desayuno. Doy de comer a los perros. Tomo vitaminas. Encuentro el calcetín que falta. Tomo el lápiz rebelde que rodó debajo de la mesa y me recojo el pelo en una cola de caballo antes de sacar a mi hijo de su cuna”.

“Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en mis brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a los dos tranquilos, la alegre melodía contrastaba con mi sensación de que algo no estaba bien. Sabía, mientras abrazaba a mi primogénito, que estaba perdiendo al segundo”, ha desvelado Meghan Markle.

Una pregunta que lo cambia todo

"Horas después, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi esposo. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas, mi ojos vidriosos. Traté de imaginarme cómo nos curaríamos”, relata el duro escrito sobre el momento más duro en el matrimonio de la exactriz y el príncipe Harry.

Entonces, “sentada en una cama del hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es primero preguntar: ‘¿Estás bien?’”.

La reflexión de la duquesa de Sussex

La duquesa de Sussex ha querido hacer una reflexión del momento tan duro que vivió junto a su marido en un año donde tanta gente ha perdido demasiado: “Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos pero del que pocos hablan. Este año ha llevado a muchos de nosotros a nuestro punto crítico. La pérdida y el dolor nos han afectado a todos en 2020, en momentos tensos y debilitantes”.

Por ello, Meghan Markle pide compromiso para preguntar al familiar, amigo o vecino, si “¿Está bien?” aunque sea en la distancia. “Nos estamos adaptando a una nueva normalidad en la que los rostros quedan ocultos por máscaras, pero nos obliga a mirarnos a los ojos, a veces llenos de calidez, otras de lágrimas. Por primera vez, en mucho tiempo, como seres humanos, nos estamos viendo de verdad. ¿Estamos bien? Lo Estaremos”, acaba la carta de la duquesa de Sussex.