Menú Buscar
Josep María Mainat reaparece por Barcelona en pleno escándalo con su mujer / AGENCIAS

Josep María Mainat, pillado paseando por las calles del centro de Barcelona

El productor de televisión catalán reaparece de su escondite en plena polémica con su mujer y su presunto intento de asesinato

3 min

Josep María Mainat ha vuelto a sorprender a todos con algo que nadie se esperaba. El productor catalán, quien está en boca de todo el mundo por sufrir un supuesto intento de asesinato a manos de su pareja, ha dejado a todos con la boca abierta con la última fotografía que ha compartido en sus redes.

El empresario, en plena polémica con su mujer, se ha fotografiado paseando por las calles del centro de Barcelona. Una estampa que está corriendo como la pólvora en las redes sociales y con la que demuestra que ha salido de su escondite. ¿Qué te parece?

Josep María Mainat reparece

"Passejant per les Rambles!", que en español se traduce a "Paseando por las Ramblas!". Este ha sido el escueto mensaje que el catalán ha publicado en su cuenta de Twitter. Lo ha hecho junto con una fotografía en la que posa para la cámara muy camuflado. El empresario luce una sudadera con capucha color morado, unos pantalones de chándal elásticos negros, a conjunto con unas deportivas también negras, una mascarilla blanca y unas enromes gafas de sol.

Un estudiado atuendo para poder pasear por el centro de su ciudad, sin que nadie le pare, ni le reconozca. Y es que Mainat, desde hace muchos días, se ha convertido en el famoso más buscado por todos los medios de comunicación, después de que La Vanguardia se hiciera eco del supuesto intento de asesinato que podría haber sufrido, en verano, a manos de su pareja, Ángela Dobrowolski, quien le habría inyectado una gran dosis de insulina.

Genera polémica en las redes

La fotografía del catalán, paseando por las calles de Barcelona a pocas horas del cierre de bares y terrazas por culpa del pandemia del coronavirus, se suma al mensaje que hace pocos días compartió en su cuenta de Twitter. Josep María publicó una fotografía de muchos periodistas congregados en la puerta de su casa del barrio de Horta, que acompañó del siguiente mensaje: "Esperando croissants...".

Una publicación, muy comentada, con la que hizo burla de uno de los últimos gestos que su pareja, Ángela, tuvo con la prensa. Y es que la mujer extranjera, en un intento de querer ser amable con los medios, salió de la casa del barrio de Horta con un plato blanco y cinco cruasanes, rellenos de chocolate y con azúcar por encima, para ofrecérselos a los periodistas allí congregados. Una oferta que todos rechazaron diciendo que no tenían apetito.