Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Biden recibe la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus /EP

Joe Biden ya tiene la dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus

El mandatario ha recibido el tercer pinchazo del suero de Pfizer-BioNTech en la Casa Blanca

3 min

De acuerdo con los criterios que avalan el tercer pinchazo por la Agencia Reguladora del Medicamento (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), es decir ser una persona mayor de 65 años y cumplir más de seis meses desde que recibió la inmunidad, Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, ya ha recibido la denominada como “dosis de refuerzo” de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus.

El mandatario estadounidense, de 78 años, ha sido inoculado en la Casa Blanca a última hora de la tarde del lunes 28 de septiembre. Biden recibió el primer pinchazo del tratamiento el 21 de diciembre de 2020, y el segundo tres semanas después. En concreto, el 11 de enero de 2021, días antes de acceder a la presidencia de los EEUU.

Vacunación obligatoria

El demócrata ha difundido un vídeo del momento de su inoculación a través de sus redes sociales en el que ha sido un nuevo llamamiento a la población que todavía no se ha vacunado. “Los refuerzos son importantes. Pero lo más importante que debemos hacer es vacunar a más personas. Por favor, haz lo correcto. Por favor, recibe estas vacunas. Puede salvar tu vida y puede salvar la vida de quienes te rodean”, ha dicho Biden.

Por el momento, se calcula que cerca de 77 millones de estadounidenses han mostrado su rechazo a ser inmunizados. De hecho, el pasado 7 de septiembre, el Ejecutivo que encabeza aprobaba una orden ejecutiva en el que se exige la vacunación de todos los empleados federales.

La controvertida tercera dosis

De no hacerlo, deberán enfrentarse a severas sanciones disciplinarias. La medida fue aprobada para mitigar el impacto de la variante delta en el país, cuya carga viral es 1.200 veces superior a la de las anteriores mutaciones.

Con todo, cabe recordar que la Organización Mundial de la Salud se ha opuesto a este tercer pinchazo de refuerzo. Desde el organismo consideran que es necesario avanzar en la campaña de vacunación en los países con menos recursos antes de promover una nueva ronda de vacunación en los países desarrollados.