Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Irene Rosales, en su regreso a 'Viva la Vida' /TELECINCO

Irene Rosales reconoce que le dio un ultimátum a Kiko: "Casi nos separamos por sus adicciones"

En su regreso a 'Viva la vida', la hispalense ha reconocido que Isabel Pantoja la ha acusado de haberla separado de su hijo

4 min

“Cuando te fuiste, pensé que un día ibas a llamarme, iba a descolgar el teléfono y me ibas a decir que te habías separado de Kiko Rivera”. Con esta confesión ha arrancado Emma García su entrevista a Irene Rosales.

La sevillana ha regresado a su puesto de trabajo como colaboradora de Viva la vida después de que en el mes de julio abandonara de forma temporal la televisión. “No estaba bien. Necesitaba parar, tenía mucha ansiedad, cualquier cosa era un problema”, ha declarado.

El ultimátum de Irene a Kiko

Y es que no se puede negar que Irene no se ha abierto en canal en su regreso al plató de Telecinco. Si el jueves ya anunció que no iban a pasar las Navidades en Cantora, hoy se ha atrevido a desvelar que las va a celebrar en su casa, con toda su familia y con Kiko.

Sin pelos en la lengua, la influencer ha desvelado los complicados momentos que ha atravesado junto al hijo de Isabel Pantoja en estos últimos tiempos. Además de reconocer que estuvo a punto de separarse y que le dio un ultimátum, cuando nació su hija Carlota --o dejaba las drogas o se separaban--, la hispalense ha revelado todo lo que supuso su segundo embarazo.

El segundo embarazo

De hecho, aunque reconoce que hoy sus hijas son el mayor regalo que le ha dado la vida, Rosales tuvo un ataque de pánico cuando se quedó embarazada por segunda vez: “Fue una alegría a medias. Tenía mucho miedo, porque en la primera cesárea tuve una reacción alérgica al medicamento y casi no lo cuento. Me dijeron que tenía que esperarme dos años a volverme a quedar embarazada”, ha contado.

Sobre el estado de salud en que se encuentra Kiko, Irene confiesa que su marido no ha recaído, tal y como se ha asegurado en varias ocasiones. No obstante, reconoce que solo ha estado en tratamiento una vez, antes de entrar a Gran Hermano VIP. En este sentido, lamenta que cada vez que acude a un centro especializado sale a la luz y no puedo hacerlo en privado. Con todo, revela que por el momento sigue bajo tratamiento psicológico. 

Sin relación con Isabel Pantoja

Cuanto a su relación con su suegra, reconoce que ella no se ha desplazado hasta el cortijo de Medina Sidonia para dar el pésame a la tonadillera: “Cuando mis padres murieron yo eché en falta su apoyo”, ha manifestado.

Por si fuera poco, la colaboradora ha confesado que sí que es cierto que Isabel la acusó de haberla alejado de Kiko. Según Diego Arrabal, "cuando Isabel se ha enterado de que volvías a este programa le ha dicho a una persona muy allegada que ya estaba de nuevo en televisión la mosquita muerta".