Menú Buscar
Kim Kardashian y Kanye West / EUROPA PRESS

El inminente divorcio de Kim Kardashian y Kanye West

El cantante se encuentra sumido en una grave crisis provocada por el trastorno bipolar que padece

Jordi Nieto
4 min

Rumores de divorcio en el panorama Kardashian. Según señalan los medios estadounidenses, las más mediática de las hermanas estaría a punto de separarse legalmente de su marido. Tras cuatro hijos en común, el rapero Kanye West y Kim Kardashian habrían puesto fin a su historia de amor seis años después del sí, quiero.

Así pues, Kim estaría firmemente convencida de quererse separar de su actual marido y ya se habría puesto "manos a la obra" con el papeleo para que sus abogados inicien los trámites cuanto antes. Sin duda alguna, el 2020 está siendo un año muy duro para la socialité.

El ‘annus horribilis’ de Kim Kardashian

Hace pocos días se supo que el reality que la catapultó a la fama junto a sus hermanas no iba a tener una nueva temporada. El espacio Keeping Up With the Kardashian llegará a su fin el próximo año después de 20 temporadas. Por otra parte, finiquitada también está la nueva andadura en la que andaba metido su marido, que no era otra que la de presentarse a presidente de los Estados Unidos. Kim ha visto desvanecer la idea de llegar a ser primera dama, algo que tampoco parecía que le hiciera ilusión.

Kanye West, que este verano había arrancado la gira de actos de campaña con la que quería llegar a la Casa Blanca, se vio obligado a cancelarla tras protagonizar una serie de apariciones que no dejaron indiferente a nadie. Subido al escenario con un chaleco antibalas, el cantante y marido de la estrella lanzó un sinfín de barbaridades que no pasaron desapercibidas para la prensa ni para los asistentes.

Kanye, aspirante a presidente de los Estados Unidos

No es para menos, después de afirmar que el permiso de armas sirve para que el país no sea invadido. Unos mítines, además, donde también se derrumbó y rompió a llorar al confesar, por primera vez, que casi mata a su primera hija junto a Kim, North West.

"Quería que Kim abortara como mi padre quería que hiciese mi madre cuando se enteró de que estaba embarazada de mí". "Pero Dios se me apareció en la pantalla del ordenador y me dijo que no lo hiciera" aclaró el rapero. Sin duda alguna, unas declaraciones que parecen no haber gustado un pelo a la madre de sus hijos. 

¿Qué le pasa a Kanye por la cabeza?

Y es que, lejos de dejarlo aquí, Kanye West abrió un debate entre el público asistente sobre la cuestión del aborto. Pese a parecerle una práctica totalmente válida, el cantante anunció que, de llegar a la presidencia del país, "daría un millón de dólares a las mujeres que decidan continuar con su embarazo". Horas después, la misma Kim Kardashian confirmó que su marido está enfermo. El artista padece un trastorno bipolar que él mismo ya comunicó en 2018.

Tras haber abandonado la medicación y la mansión que compartía con Kim en Los Ángeles, Kanye habría desarrollado un acusado brote que parece ser el causante de tan estrambóticas declaraciones. Sin embargo, Kardashian ha pedido su comprensión a través de las redes sociales, donde el rapero aseguraba que su mujer se encontraba volando, acompañada de un médico, hasta donde él se encontraba para encerrarlo en un centro psiquiátrico.