Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Pantoja en una imagen promocional del programa 'Idol Kids' / EP

Isabel Pantoja aumenta su deuda millonaria: Hacienda le reclama 250.000 euros

La Agencia Tributaria lleva una década tras la tonadillera, que está muy lejos de solucionar su caos financiero: ya debe más de 2,5 millones de euros

3 min

Isabel Pantoja lleva toda una década ahogada por las deudas que tiene con Hacienda. La Agencia Tributaria la persigue desde que acabó su relación con Julián Muñoz, cuando detectó irregularidades fiscales en tres ejercicios consecutivos: 2009, 2010 y 2011. En ese momento se le pedía 1,8 millones de euros, pero esa deuda ha ascendido.

Según datos del Registro Mercantil, la deuda de Isabel Pantoja ha ascendido este 2020 hasta los 2,5 millones de euros por los intereses generados. Y ahora, la administración le reclama 248.319,74 euros “por una deuda no ingresada en periodo voluntario” y a la que se le ha sumado “recargo de apremio ordinario, intereses y costas del procedimiento”. 

Lejos de arreglar su caos fiscal

Tal y como ha anunciado la revista Semana en exclusiva, hace unos días la Agencia Tributaria atosigó de nuevo a Isabel Pantoja con una nueva reclamación económica. Una deuda que debía haber pagado en octubre de 2020 después de que la tonadillera solicitara un aplazamiento. Pero, a día de hoy, la cantante continúa sin pagar lo que debe.

Desde que Hacienda inspeccionó sus cuentas en 2012, momento en el que también la obligó a regularizar sus sociedades Franbel Artists, Pantomar, Pantoriver 56 y Rocío del Cielo, la artista ha conseguido pagar parte de su deuda tras negociar los pagos con el fisco. Sin embargo, lo aportado no satisface lo reclamado, que se va engordando por intereses y sobrecostes, debiendo cada día más dinero.

Espera que la justica la libere

Al parecer, tal y como informó Look, Isabel Pantoja espera que se resuelva el recurso que presentó en 2014 sobre su inspección para liberarse de Hacienda. Un recurso que tendrá respuesta a lo largo de este 2021, y con el que la cantante espera que se acabe esta pesadilla fiscal.

Pero, en caso de no darle la razón, este recurso puede determinar si la tonadillera se ve obligada a desprenderse de parte de su patrimonio. Especialmente de Cantora, la finca que su hijo Kiko Rivera pidió vender para arreglar ambos sus problemas económicos --ella se negó a hacerlo-- y que ha desatado todo el conflicto familiar.