Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ortega Cano, Gloria Camila y Ana María Aldón, a las puertas de la comisaría / EP

Gloria Camila y Ortega Cano denuncian las amenazas recibidas en los últimos días

A raíz de la emisión de la docuserie de Rocío Carrasco, el torero y su hija han recibido numerosos insultos a través de redes sociales

3 min

La familia Ortega Cano está atravesando momentos de mucho revuelo mediático. El final de la serie documental de Rocío Carrasco, Rocío, contar la verdad para seguir viva, se unió a las declaraciones de José Antonio Rodríguez criticando abiertamente a su sobrina y confesando que no se ha creído sus lágrimas, y al posterior nombramiento del marido de Gloria Mohedano como portavoz de la familia.

Aunque en un principio el torero estuvo de acuerdo con las afirmaciones de Rodríguez, días más tarde intentó desvincularse y se mostró muy conciliador con la hija de La más grande. Ortega Cano aseguró que en cuanto terminase la segunda parte de la docuserie la llamaría para intentar acercar posturas.

Insultos

Ahora Gloria Camila y su padre han querido denunciar la gran cantidad de insultos que recibe diariamente su familia. Primero lo hizo a través de redes sociales, donde compartió las amenazas anónimas que le envían a raíz de la emisión del documental de Rociíto.

Faltas de respeto tanto a ella como a Ortega Cano, alusiones a su origen colombiano, improperios por el hecho de ser adoptada o de apoyar a su sobrina Rocío Flores, e incluso barbaridades relacionadas con la salud mental de su hermano José Fernando, que han hecho que la joven tome una drástica decisión: acudir a la justicia para defender su honor.

Faltas de respeto

Cansada de aguantar faltas de respeto y amenazas en redes sociales, Gloria Camila ha acudido a una comisaría cercana a su domicilio acompañada de su padre y la mujer de este, Ana María Aldón. En la puerta de la misma fueron atendidos por los policías, quienes les dieron indicaciones sobre los pasos que tenían que seguir para denunciar el acoso constante.

Tras una hora en el interior la familia dio por finalizada su gestión. Fue Ana María la que se digirió a la prensa visiblemente molesta para espetar "a ti te lo voy a decir" en respuesta la pregunta por cuál era el motivo que les había llevado a dependencias policiales.