Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El futbolista Gerard Piqué /EP

Gerard Piqué, pillado de madrugada junto a su amiga entrañable en una playa del litoral barcelonés

La pareja ha sido vista en actitud cómplice y cariñosa en un municipio cercano a la Ciudad Condal

3 min

De poco se habla tanto como de la separación de Piqué y Shakira. Desde que la pareja confirmara el pasado 4 de junio su ruptura, las informaciones no han dejado de sucederse. De hecho, cada vez son más las voces que aseguran que el ‘3’ del Barça tiene una nueva ilusión. Se trata de una joven cuyas iniciales son C.C. y con la que ya ha sido visto de madrugada.

Laura Fa y Lorena Vázquez aseguran que el central azulgrana y la rubia veinteañera, extrabajadora de La Traviesa, fueron pillados la noche del jueves 9 de junio en el interior de un coche, en un municipio cercano a Barcelona, en actitud cariñosa. Al parecer, los tortolitos fueron a contemplar la luna a la orilla del mar. ¿Existe plan más romántico?

Piqué se escapa de los paparazzi

Así pues, mientras a las puertas de la familiar mansión de Esplugues se hacía guardia, igual que a pie de calle del triplex de soltero del defensa, Gerard se escapaba de la prensa para verse con su amiga entrañable. Una chica cuya identidad todavía no ha salido a la luz, pero de la que sí que cada vez se tienen más datos.

C.C ha borrado su cuenta de redes sociales desde que salió a la luz el amorío que mantiene con Piqué. Incluso, ha dejado de trabajar en el coqueto y distinguido establecimiento de la calle Tusset, un garito de copas, que se describe como "elegante y travieso" a su vez, en el que la pareja habría mantenido sus primeros encuentros.

Los datos que se tienen de la joven en cuestión 

Y es que el central de la Bonanova, para huir de las miradas de los curiosos, y no tener que hacer cola a la entrada de las discotecas, accedía a un buen número de ellas por las salidas de emergencia. De hecho, según destapaba este fin de semana Socialité, Piqué llegaba en taxi para entrar y salir sin ser visto a La Traviesa.

Una vez dentro del bar, el futbolista subía a un reservado al que también solían acudir algunos de sus compañeros de vestuario, entre ellos, Riqui Puig. El espacio estaba protegido por una cortina roja. Al parecer, allí fue donde se fraguó el inicio de su historia con C.C.