Menú Buscar
Estefanía, la concursante de 'La isla de las tentaciones', llorando en una de las emisiones del programa / YOUTUBE

Estefanía, de 'La isla de las tentaciones', se la vuelve a liar a Christofer

La también participante de 'Supervivientes 2020' registró el grito de "Estefaníaaaa" antes de viajar a la isla de Honduras

4 min

La isla de las tentaciones ha sido todo un éxito, es innegable, a pesar de que Mónica Naranjo ya ha afirmado que no volverá a repetir la experiencia. La que más está sacando rentabilidad del tema es Fani, una de las protagonistas del programa que, días después de finalizar la emisión del programa, emprendió el viaje camino a Honduras para participar en la edición de Supervivientes 2020.

Pero antes de ello, Estefanía se puso las pilas y demostró sus dotes de gran empresaria. Y es que el pasado día 4 de febrero, Fani registró el grito desesperado de Christofer cuando éste la vio engañándole con otro en el programa de las tentaciones --el "Estefaníaaaa", por si alguien aún no lo ha oído--.

Hecho con toda intención

Lo adelantaba OK Diario, asegurando que la concursante quiso sacarle más tajada de Mediaset y, ante la viralidad del grito agónico de su novio, no tardó mucho en saber que del fenómeno podía sacar beneficios. Tal y como ha podido averiguar Crónica Global, la madrileña registró a principios de mes la marca Estefaníaaaa --con cuatro veces la letra A-- plasmando, a consciencia, la intención del nombre de ésta.

Web de la Oficina Española de Patentes y Marcas de España
Web de la Oficina Española de Patentes y Marcas de España

Una manera de reproducir el llanto de Christofer que tantos espectadores han imitado. Ya que legalmente no puede registrar el sonido del grito como tal, Fani puede comercializar todo tipo de merchandising con ese nombre: gorras, camisetas, tazas, jerséis... todo lo imaginable que pueda contener su nombre.

No es el primer caso

Operación Triunfo es uno de los programas que más se ha aprovechado de este tipo de fenómenos virales, plasmando en su momento frases icónicas del reality desde la época de Bustamante y compañía. Desde el famoso "Andreíta, cómete el pollo" al "Yo, por mi hija, mato" de Belén Esteban, pasando al "Pa' mala yo" de Ana Guerra y Aitana o a frases de Josep Pedrerol.

Son muchas las frases televisivas que se han estampado en merchandising, no solo el del cine o las series tiene cabida en este mundo. Una nueva fuente de ingresos a la que Estefanía se ha unido tras invertir algo de dinero, ya que el coste mínimo de esta operación en la Oficina Española de Patentes y Marcas es alrededor de 250 euros. Aunque todavía tendrá que esperar a saber si es suya, y cabe la posibilidad de que se quede sin sueño. De conseguirlo, veremos si comparte los beneficios con el verdadero creador de la frase ya que, sin olvidar que ella fue la causante, el que inició el fenómeno fue un destrozado Christofer.