Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fracasa la subasta de las botas de Cristiano Ronaldo por 15.000 euros

Este es el inconfesable vicio que Cristiano Ronaldo intenta ocultar de todas las formas posibles

El astro portugués sufre onicofagia, un trastorno nervioso que se da en buena parte de la población y que tiene efectos nocivos para la salud

2 min

Por todos es sabido que el futbolista portugués es uno de los grandes iconos mundiales. Si hay algo en lo que Cristiano Ronaldo destaca, además de por ser un genio con el balón, es por su buena imagen. Tanto es así que el prometido de Georgina Rodríguez fue uno de los pioneros en instaurar la figura del metrosexual.

Sin embargo, las últimas fotografías revelan que el jugador de la Juve esconde algo. Y es que Cristiano Ronaldo sufre onicofagia. Es decir, se muerde las uñas.

Un mal hábito

Pese a que intenta no realizarlo en público o ante la prensa, las manos del luso no engañan. De hecho, es tal la adicción que sufre que el deportista ha optado por no lucirlas y usar guantes.

Aunque se trata de un complemento mucho más discreto que el que llevó Bernie Sanders en la ceremonia de investidura de Joe Biden, hace el efecto necesario. Además de resguardar esta parte del cuerpo del frío, pone una barrera de tela entre los dedos y la boca que impide que se lleve a cabo este antiestético vicio.

Un peligro en tiempos de pandemia

De hecho, todo apunta a que quienes conocen a Cristiano saben de su onicofagia y del complejo que le causa. Algo de lo que también se han dado cuenta las firmas que representa, las cuales se ven obligadas a pasar todas sus fotografías por el Photoshop. Prueba de ello es que todas las imágenes del luso aparecen publicadas con las uñas difuminadas.

Un hecho por la cual parece que Ronaldo sufra incluso alguna deformidad en esta parte de las extremidades. Por si fuera poco, esta mala costumbre de origen nervioso daña los dientes y traslada hasta la boca una multitud de gérmenes que pasan directamente al organismo. Algo nada aconsejable en tiempos de pandemia.