Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco durante una entrevista / MEDIASET

[VÍDEO] Qué esconden los 11 minutos eliminados del documental de Rocío sobre el maltrato de su hija

Rociito reclama que se editen sus declaraciones sobre el episodio más duro que vivió con Ro

4 min

“Miedo”, el capítulo de la serie documental de Rocío Carrasco llega este miércoles a las pantallas con 11 minutos y 38 segundos recortados. Así lo ha querido su protagonista.

Rociito relata en este episodio el ya comentado episodio de malos tratos de Rocío Flores a su madre. Una situación que la llevó a ser atendida en un hospital.

Protección

La voluntad de la progenitora es proteger a su hija, quien ya es criticada por no posicionarse a favor de ella. Lo avanzó la propia Carrasco a Carlota Corredera, que lo había pensado mucho y prefiere que no se revelen “los detalles más duros de la historia”. “Al quitar estos minutos la historia no se desvirtúa y se llega a entender perfectamente por qué están como están”, aseguran los responsables de la docuserie.

"Los capítulos se están reeditando porque son muy duros. Legalmente pueden traer consecuencias y no muy buenas", señalaba este fin de semana Diego Arrabal. En el avance, la protanista afirma: "Tres noches antes no duermo, el lunes desde que me levanto hasta que vienen me lo paso en el baño, vomito, me dan ataques de pánico, de angustia…”.

Sentencia judicial

Lo que se sabe por la sentencia judicial del caso es que la madre y sus dos hijos estaban en la cocina. Flores “asía un cuchillo con el que cortaba una pieza de fruta” con el que “gesticulaba” por lo que Rociito le advirtió de que fuera con cuidado. Eso desató una tormenta.

Ro empezó a discutir mientras su madre le pedía que dejara el cubierto y la llegó a agarrar para que lo soltara. En ese momento, y “actuando con ánimo de ocasionar a su madre un perjuicio en su integridad física”, la empujó e hizo que la madre “se cortase en uno de sus dedos", según el documento jurídico.

Cortes

La hija de Rocío Jurado quitó hierro al asunto durante el juicio y, posteriormente, la Fiscalía de Menores vio en ello un delito de malos tratos. Sobre ello versará el capítulo 8, pero editado a voluntad.

Los responsables de La fábrica de la tele, a petición de la protagonista, habría quitado todos los detalles más delicados del incidente en la cocina para evitar el morbo, así como sus discusiones. Pero, según apunta Vanitatis, también se habría retirado declaraciones de Carrasco sobre la actitud de Ro y Antonio David en aquella época, y las discusiones de madre e hija durante la adolescencia de esta.

Culpable

Carrasco sostiene que la joven "llega a ser verdugo porque antes ha sido víctima. Ha sido víctima incluso más vulnerable que yo. Eso quiero que quede claro". En este sentido, reclama que "no la ataquen a ella, que ella no tiene la culpa. La culpa la tiene su padre, que es el responsable de que ella actuase de esa forma".

Rociíto asegura que quiere en algún momento de la vida intentar retomar la relación. Sin embargo, ahora mismo no cree que ni su hija ni ella estén preparadas. "No me gustaría perder esa esperanza. Yo sé que no estoy preparada para ello ni ella tampoco, ni que las circunstancias son las idóneas. Tiene que pasar tiempo, que estemos preparadas las dos", sentencia. Con estas palabras justifica que no le coja el teléfono a Rocío Flores.