Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Paz Padilla y Jorge Javier Vázquez / MEDIASET

Durísimo cara a cara entre Jorge Javier Vázquez y Paz Padilla

Los presentadores de 'Sálvame' se dedican varias pullas y generan una enorme tensión en el programa

3 min

Ni las Navidades calman las aguas en Sálvame. Si hasta ahora los espectadores se habían adaptado a los enfrentamientos entre colaboradores, dos de sus presentadores han protagonizado uno de los momentos más tensos.

Todo empezó este martes cuando Paz Padilla contactó con Jorge Javier Vázquez para hablar sobre el polígrafo al que se va a enfrentar antes de que se acabe el año. La cómica ha animado a Antonio David a echarle “bemoles” y cambiar sus preguntas a su jefe que le dedica varias críticas en Lecturas. Y advertía al catalán: “el día que te toque a ti…”.

Cuestión de fama

El principal conductor del espacio no se quedó callado y amenazó con contraatacar si eso pasaba. “Todo lo que sube baja, ¿eh?”, señalaba la humorista. “Es una cosa muy antigua. Pero yo estoy tan alto ya, que estoy cansado de estar en la soledad de la cima”, la devolvía el de Badalona.

Todo hacía pensar que era fruto del humor, pero las pullas iban a más. “Cuando vayas subiendo, ve saludando, que serán los mismos que te encontrarás mientras vas bajando”, le subrayaba la andaluza.

Batallitas

“A mí esa filosofía barata... Esas cosas te lo dicen los antiguos, Paz. A ti las fiestas no te sientan muy bien”, criticaba JJ. Unas palabras que no se lo parecen a su responsable quien le acusó de estar demasiado pendiente de su “ego”.

Entre zasca y zasca empezaron a hablar de batallitas de ambos cuando nadie los llamaba y él afirma con más humildad “que, con la de años que llevamos dando la matraca, lo normal es que nos llamen un día y nos digan: ‘no vengáis más'. (…) Tendremos que decir: ‘gracias por habernos aguantado tantos años’. O sea, que tenemos que estar preparados”.

Violenta despedida

Pero a la también actriz no lo pareció suficiente. “El problema es que no dirán eso, sino que te darán la patada”, relata, antes de matizar que sus palabras no iban dirigidas a Jorge Javier, “yo estoy hablando de filosofía de vida”.

Él no pudo aguantar más y decidió despedir la conexión de forma unilateral. "Yo tengo pensamientos más profundos, os envío un beso muy fuerte, cuando tú vas, yo vengo", concluye.