Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cristina Porta y Sandra Pica / MEDIASET

Duro enfrentamiento entre Sandra Pica y Cristina Porta

Las concursantes del 'Secret Story' pelean por las tareas de la limpieza en la casa y su manera de comportarse

3 min

La marcha de los grandes enemigos de Cristina Porta en la casa de Secret Story no ha servido para que la paz llegue a Guadalix de la Sierra. La periodista no sólo ha peleado casi a diario con Luca Onestini sino que ha tenido un tenso enfrentamiento con Sandra Pica.

De poco a servido que ninguna de las dos se libre esta semana de la expulsión al no estar nominadas, sus diferencias son irrecuperables. La última, ha si por el cara a cara de la pareja en la caja de la verdad.

Nuevo enfrentamiento

"Me da mucha pena Luca, creo que esto es puro teatro", opinaba la novia de Julen. Considera que su compañera juega una “estrategia”, sino para ganar el concurso, para no salir expulsada antes de la final. “El carpetazo”, en palabras de Adara Molinero.

Las palabras no han gustado nada a Porta que le reprocha que opine de su relación cuando ella no hace lo misma con Sandra y Julen. "Me sabe mal cómo habla a Luca porque le he visto sufrir. Una relación es dar para recibir, cuando quieres a alguien también cambias. No es que opinemos, es que sus movidas son a gritos por toda la casa y esto ya me tiene la cabeza saturada", apunta.

Sin tregua

Te despierto, ¿no?”, acusaba la reportera a la catalana a la que acusa de no hacer mucho en la casa. Una acusación que parece mútua. “Hago más cosas que dormir, entre otras cosas limpiar, cosa que tú no haces. Hago mis tareas y muchas más cosas que estar en la cama o irme a llorar al cubo”, asegura Pica, quien lanza una amenaza a su compañera: “Cuidadito, que ya me tienes un poco cansada".

"Que me diga que estoy todo el día durmiendo cuando he puesto cinco lavadoras, he hecho mis tareas y a ella le tocaba el baño y aún no lo ha hecho, pues me toca las narices", prosigue Sandra, quien cuenta con el apoyo de su chico.

Insultos

La considera “arrogante”, “falsa” y ha decidido sacar toda la ropa de la lavadora y se la ha puesto sobre la cama de Cristina para que la doble y la planche, al grito de "¿queremos fiesta? Toma fiesta. A contribuir".

Porta se ha negado a recogerlo y le ha recordado a Cristina que nunca la ha tachado de vaga. Ni Sandra, ni Julen se la creen y no cambian de opinión sobre ella. “Creo que es una persona prepotente, calculadora, altiva”, sentencia la catalana.