Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La empresaria y experta en moda, Carmen Lomana / EP

Carmen Lomana reitera su polémica opinión sobre Julia Janeiro: "No tengo por qué justificarme"

La empresaria, experta en moda, defiende sus palabras y asegura que "a esas niñas tan jovencitas hay que enseñarlas a vestir"

3 min

La hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, Julia Janeiro, cumplió los 18 años después de pasar toda una vida alejada de los focos. Sin embargo, los paparazis la han seguido desde el primer minuto de su mayoría de edad hasta convertirla en un personaje público de la noche al día. Y desde entonces, no hay nadie que no se pronuncie sobre el tema.

Desde la propia Belén Esteban, que salió a defender la intimidad de la joven, hasta Alejandra Rubio, quien también atacó a los medios para apoyar a su amiga, han visto con malos ojos el trato mediático de Julia. Pero hay quienes ponen el foco directamente en ella, como Carmen Lomana, quien centró sus críticas en "las carnes que está enseñando" a su corta edad... y horas después ha reiterado su opinión.

Las jóvenes no saben vestir

"Que alguien le diga a Julia Janeiro que no se puede ir vestida de negro con escote hasta la cintura un domingo por la mañana... solo tiene 18 añosestá enseñando demasiada carne. No se puede ser más vulgar. Maquillaje, uñas, un horror", criticó Carmen Lomana a Julia Janeiro, incendiando las redes sociales con su opinión.

Pero si alguien entiende de moda es la propia socialité, poseedora de uno de los vestidores más impresionantes de la alta sociedad, que señala que su comentario solo iba dirigido al look de la hija de Jesulín, y no hacia la propia joven: "A esas niñas tan jovencitas hay que enseñarlas a vestir", opina Lomana.

"No tengo por qué justificarme"

Lejos de amilanarse o retractarse, Carmen Lomana se ha reafirmado en sus críticas, puesto que "un domingo por la mañana, ese vestido es totalmente inadecuado para una niña de 18 años para salir a comer. Si fuese por la noche me parecería estupendo".

Además, en lo referente a las críticas que ha recibido desde entonces, la empresaria señala que "estamos en un país donde podemos expresar nuestras opiniones, y no tengo por qué justificarme". Unas matizaciones que siguen sin gustar a los haters que se pusieron en contra de su polémica opinión: "A sus 18 años, puede vestirse como le venga en gana y como más favorecida se vea, cumpla o no con el protocolo para salir a comer", reprochan a la socialité.