Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Kiko Hernández y Carmen Borrego MEDIASET

Carmen Borrego y Kiko Hernández reciben la bronca de los chefs de 'La última cena'

Los concursantes incumplen su pacto de enterrar el hacha de guerra durante el programa

2 min

Noche de alta tensión en La última cena. Paz Padilla la ha bautizado como “la noche de los cuchillos largos” y es que Carmen Borrego y Kiko Hernández no han parado de lanzarse zascas durante el cocinado del menú.

Los chef que instruyeron al equipo de este segundo programa, Miguel Cobo y Pepe Solla, han tenido que llamarles la atención en más de una ocasión para que dejarse de criticarse y estuvieran atentos a los platos. Unas palabras que han repetido antes de presentar los platos.

Sin tregua

El más duro ha sido Solla quien les ha recordado que la cocina “es un trabajo de equipo” y este ha brillado por su ausencia, algo que temen que se refleje en el resultado. Aunque ha sido así en un nivel mucho menor, la empanadilla de zamburiña ha tenido una valoración más que decente.

Más allá del sabor, las discusiones se han hecho más que presentes. Kiko le ha reprochado en más de una ocasión que Borrego apenas habla en Viva la vida, mientras en las revistas lo pone verde. En este sentido, insiste en que esta semana ella iba a trabajar un día más por lo que temía que se cansara.

¿Reproches?

La periodista por su parte le ha advertido que frene el acelerador tal y como se habían comprometido a hacer mientras iban a la compra. Pero poco ha durado la promesa. Tan sólo ha durado a la hora de hacer la compra. Y no todo el tiempo.

Hernández no ha podido evitar llamarle Potota en todo momento, un apodo que se le puso para burlarse de su papada. Ella ha sido diplomática y se ha tomado todo como parte de su trabajo, cosa que hace sospechar a su compañero de que no aproveche el fin de semana para criticarlo. ¿Será así?