Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio Resines en 'Déjate querer' / MEDIASET

Antonio Resines se sincera sobre su estancia en la uci: "Mi mujer las ha pasado canutas"

El actor de 'Los Serrano' desvela que llegó a temer por su vida y tuvo fuertes alucinaciones con Hitler, Mussolini y Franco

3 min

Antonio Resines vivió uno de los momentos más delicados de su vida cuando se contagió de coronavirus y tuvo que luchar desde la unidad de cuidados intensivos contra la enfermedad durante meses. El actor visitó este viernes el programa Déjate querer de Toñi Moreno y desveló cómo había pasado y cómo lo había vivido su mujer.

Había objetos que no sabía cómo se llamaban, sabía lo que eran pero era incapaz de decirlo, un horror, la uci ha sido un verdadero horror”, confesó el intérprete sobre su estancia en la uci tras estar casi dos meses en el hospital.

Momentos duros

Resines quiso remarcar el calvario que vivió su esposa Ana Pérez-Lorente: "Mi mujer las ha pasado canutas. Es muy complicado. Yo sé lo que es ir ahí todos los días por alguien que quieres. Vuelves a tu casa y te dan el parte por la noche, pero si no te llaman estás acojonado. Si te llaman tarde, esperas que te digan que se ha muerto. Tienes que tener la cabeza en su sitio para vivir eso".

El intérprete pasó momentos realmente duros en los que incluso llegó a temer por su vida: “Yo todos los días pensaba que estaba a punto de morir”, confesó en el programa de Toñi Moreno. Asimismo, vivió fuertes alucinaciones: “En mi habitación estaban Hitler, Mussolini y Franco, yo les llamaba Adolfo, Benito y Paco”.

Recuperación

El actor aseguró que ahora se encuentra bien, pero que la recuperación ha sido bastante complicada: "Tengo alguna pequeña molestia. Con la ayuda de fisios y rehabilitadores, me enseñaron a andar otra vez. Perdí masa muscular y no me sostenía".

El protagonista de Los Serrano ha querido quedarse con la parte buena del infierno que vivió por culpa de la pandemia del coronavirus. "Yo lo que me he dado cuenta que la gente me tiene cariñoSabía que caía mas o menos bien, pero me he quedado impresionado. Solamente con la gente que me ha llamado de mi entorno, había entre 100 y 140 llamadas diarias", desveló.