Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Antonio David Flores y su hija, Rocío Flores / EP

Los hijos de Antonio David Flores podrían haber dejado de hablar con su padre

La familia acudió por separado a una comunión y ni siquiera se saludaron al llegar

3 min

Con cada emisión de la serie documental de Rocío Carrasco, la tensión aumenta. Antonio David Flores sigue siendo el protagonista de la terrorífica historia relatada por Rociíto, aunque poco a poco van superándolo sus hijos, Rocío y David Flores. Una situación que parece estar afectando a la familia del malagueño más de lo que parecía.

Rocío Flores es la única que se ha pronunciado sobre el testimonio de su madre meditáticamente, y hasta ahora parecía defender como siempre a su padre. Sin embargo, en su última aparición juntos parece que haya habido una fractura entre ellos... ¿Se han dejado de hablar Antonio David y sus hijos?

Llegaron por separado y sin mirarse

Este sábado 8 de mayo, Antonio David, Rocío Flores y David Flores acudían a un comunión y se dejaban ver súperfelices rodeados de familia y en un día tan especial, pero su llegada hizo saltar todas las alarmas. Los niños llegaron primero, acompañados del novio de Ro, con la joven protegiendo a su hermano de los periodistas que buscaban una declaración de última hora.

Los familiares que los recibieron los esperaban emocionados y preocupados por ellos, mostrándole todo su cariño a Rocío Flores antes de que llegara Antonio David Flores al convite. El malagueño llegó solo, sin querer hablar con los medios de comunicación que le seguían... ni con sus hijos.

¿Se han dejado de hablar padre e hija?

Antonio David entró al restaurante con la cabeza gacha, tocado posiblemente por el reciente episodio de los carteles de denuncia que pegaron por la calle de su casa. Sus hijos se encontraban en la puerta del local en el que iba a celebrarse la comunión, pero el malagueño ni siquiera los miró.

A diferencia de la imagen cariñosa y paternal a la que nos tienen acostumbrados, padre e hija evitaron el contacto. Ni se saludaron, ni se tocaron, ni se miraron. Un recibimiento que refuerza las teorías que últimamente se han dicho en los platós de televisión, las que dicen que la relación entre ellos no atraviesa el mejor momento después de que Rocío Flores le reprochara, supuestamente, la actitud que tuvo con su madre en el pasado.