Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ana Obregón en una imagen de archivo / EP

Ana Obregón protagoniza su tradicional posado del verano en honor a su hijo Aless

La bióloga asegura que los beneficios de la exclusiva irán destinados a la Fundación Aless Lequio contra el cáncer

3 min

Ana Obregón lleva dos años inmersa en un profundo duelo. La presentadora perdió a su hijo Aless Lequio en mayo de 2020 por el cáncer y solo un año después tuvo que lamentar también el fallecimiento de su madre. Desde entonces, la bióloga se ha mantenido en un segundo plano mediático, aunque poco a poco va retomando sus proyectos pendientes.

La actriz ha aparecido puntualmente en la televisión, siempre homenajeando a su hijo, y ya prepara su regreso de la mano de Mask Singer. Asimismo, está centrada en terminar de escribir un libro que comenzó Aless y estar al frente de la Fundación Aless Lequio contra el cáncer.

Posado veraniego

Ahora la intérprete ha regresado a la portada de la revista ¡Hola! para protagonizar su tradicional posado veraniego en honor al fallecido. Vestida con un bañador blanco, Obregón se muestra más sonriente que nunca, y con un colgante y una pulsera en los que pone el nombre de su hijo.

"Ahora este posado tiene otro sentido para mí, porque los beneficios irán destinados a su fundación. En realidad, todo lo que hago en mi vida lo hago por mi hijo", ha declarado la bióloga para el semanario del corazón. "El 25 de junio, Aless habría cumplido 30 años. Mi dolor no es el mío, sino el suyo por no estar aquí, con lo que se hubiera merecido", ha añadido.

"Corazón mutilado"

"Cuando me dicen que mi niño está en mi corazón, digo que se equivocan: mi corazón se fue con el suyo. No está aquí", ha declarado Ana. "Yo sé que es difícil para todo el mundo estar a mi lado, porque no saben qué hacer. No te pueden decir: 'Sé fuerte'. La fuerza sirve para levantar pesas, sí, pero para un duelo no sirve", ha expresado con profundo dolor.

Y es que, tras dos pérdidas, es complicado para ella seguir adelante: "Sin mi hijo y sin mi madre estoy muy triste. Las personas a las que más quiero en mi vida me faltan". Es por eso que está centrada en sus proyectos y descarta encontrar el amor: "¡Cómo voy a enamorarme si tengo el corazón mutilado! No sé ni dónde está. Ni lo busco, ni lo quiero, ni me lo puedo permitir".