Menú Buscar
Ana Obregón escribe una carta de despedida a su hijo Aless Lequio / AGENCIAS

Ana Obregón dedica una desgarradora carta a su hijo Aless Lequio

La actriz y presentadora ha vuelto a recordar públicamente a su hijo cuando se cumplen poco más de dos semanas de su triste pérdida

6 min

Aless Lequio perdió la vida el pasado 13 de mayo en Barcelona, tras dos largos años de lucha contra el cáncer. Una pérdida que ha dejado completamente rotos tanto a su padre, Alessandro Lequio, como a su madre, Ana Obregón.

Un duro momento que la actriz está viviendo al lado de sus más allegados, en especial de sus hermanas, Celia y Amalia, quienes no se separan de ella en ningún momento. Tampoco lo hace el colaborador de televisión, quien recientemente se ha reincorporado a su puesto de trabajo en El Programa de Ana Rosa y quien acude a diario a visitarla  

Primeras palabras de Ana Obregón

Tan solo un día después de la muerte de su único hijo, la bióloga más famosa de España recurrió a su cuenta de Instagram para expresar el profundo dolor que siente. Junto con una fotografía en la que aparece sonriendo al lado de Aless Lequio, quien falleció con 27 años a punto de cumplir los 28, Obregón escribió: "Se apagó mi vida".

Ana Obregón recuerda a su hijo Aless Lequio en las redes sociales / INSTAGRAM
Ana Obregón recuerda a su hijo Aless Lequio en las redes sociales / INSTAGRAM

Unas durísimas palabras que demuestran el tremendo calvario que está viviendo. Y es que pese a los malos pronósticos médicos, Ana pensaba que su hijo, una vez más, saldría adelante y superaría el cáncer. Algo que, finalmente, y para desgracia de toda la familia, no fue así. Por este motivo, y para sentirle más cerca que nunca, la actriz acude a diario al cementerio de La Paz, en Madrid, donde está enterrado su hijo desde el pasado 16 de mayo. Un durísimo varapalo que se puede apreciar en las estremecedoras fotografías que se publicaron en la revista ¡Hola!.

La carta de Ana Obregón a su hijo

Catorce días después del último adiós al joven, la actriz ha vuelto a sus redes sociales para publicar una dolorosa carta de despedida dedicada a su hijo. "Mi querido hijo, sé que nunca te ha gustado que hable de ti públicamente. Perdóname, me lo pide el corazón. Y ahora que tengo un poquito de fuerzas tenía que agradecer los cientos de miles de mensajes de cariño y admiración hacia ti". Así empieza el emotivo discurso que ha compartido la actriz, junto con una fotografía en blanco y negro en la que aparece posando al lado de Aless, muy felices, luciendo sus mejores galas. "Tus primeras palabras fueron: “Yo solito” antes que papá y mamá. Y tú solito has querido vivir una vida discreta, sin protagonismos a pesar de tus padres famosos. Te has ganado a pulso el cariño de todos los que te conocieron; primero en el colegio y luego en la Universidad, con la beca que conseguiste para estudiar en Estados Unidos que culminaste en tu regreso a España creando una empresa de éxito con 24 años", recuerda Ana en relación a la trayectoria académica y profesional de su hijo.

Ana Obregón dedica una emotiva carta de despedida a su hijo Aless Lequio / INSTAGRAM
Ana Obregón dedica una emotiva carta de despedida a su hijo Aless Lequio / INSTAGRAM

Hasta que un día todo se truncó cuando el cáncer se coló en su vida, en marzo del 2018. "Has luchado valientemente dos años contra esa maldita enfermedad con una sonrisa, colaborando con fundaciones, ayudando y animando con tu sentido del humor a todos los que también la padecían. Te convertiste en su ejemplo", afirma la intérprete en relación a la manera como su hijo lidió con el diagnóstico que terminó por quitarle la vida. "Para mí ha sido un honor estar a tu lado de la mano en esta batalla sin descanso, pero también viéndote sufrir sin una queja. Ha sido la lección de vida más cruel que una madre puede soportar. Tu viaje ha roto el corazón de toda España porque en vida has brillado TU SOLITO como decías de pequeño. Ahora brillas en la eternidad, iluminándonos para siempre", escribe Ana Obregón en su emotiva carta de despedida. Y termina de la siguiente manera: "¿Qué puedo decirte hijo? Que eras/eres mi vida, y ahora ya no hay nada. Que perder un hijo es morir y tener la obligación de vivir. Y tú querías vivir, casarte algún día y tener 5 hijos. Muchas noches en el hospital pedimos juntos a Dios que te curara y no nos hizo ni caso. Ahora solamente le pido que pueda volver a abrazarte muy pronto porque te echo insoportablemente de menos. Mi Aless, ha sido y es un verdadero privilegio ser tu madre. Te quiero desde siempre y para siempre. Eternamente. Mamá".